Cómo encontrar y estimular el punto G masculino

Aunque muchos no lo sepan, los hombres tienen un punto G. Para los hombres, la parte más sexy de su cuerpo es su pene, se estimula sin demasiado esfuerzo y como no conocen otra cosa se contentan con ese grado de placer sin saber lo que se están perdiendo….

La mayoría de los hombres desconocen el potencial de placer del punto G masculino. Algunos ya saben que tienen un punto G,  otros pueden tener una cierta idea sobre cómo acceder a él, pero el camino que lleva a conseguir ese tipo de placer también puede desalentar a algunos hombres ya que temen que les guste….

La orientación sexual no está determinada por aquello que nos gusta hacer en la cama; es decir, que probemos otras vías de placer no pone en duda la heterosexualidad, ni la virilidad, ni nada parecido…

Tal vez cuando empiezen a comprender que no son homosexuales por explorar la zona anal, que la homosexualidad tiene otras características, entonces se lamenten el tiempo perdido….

Es por eso que depende de las mujeres llevarlo a ese camino menos transitado, darle un orgasmo del punto G y hacerlo enloquecer en la cama para que experimente un placer que nunca antes había sentido.

¿Qué es y dónde está el punto G masculino?

Para ser exactos, el punto G masculino no es otro que su glándula prostática. Es un órgano esponjoso, del tamaño de una nuez, ubicado dentro del área pélvica, entre los genitales y el recto. Dado que se encuentra dentro del cuerpo, puede ser un poco difícil de explorar, de ahí la poca atención que recibe durante el sexo.

Pero no te engañes, puede parecer un camino complicado, pero seguro puedes multiplicar por tres el placer y la intensidad de un orgasmo normal. En comparación con el punto G femenino, su homólogo masculino es más fácil de encontrar y bastante sencillo cuando se trata de estimulación.

Hay diferentes maneras en que puede jugar con el punto G masculino y cada una puede producir niveles variables de placer.

Estimula el punto G masculino desde el exterior

Estimular su punto G desde el exterior produce sensaciones sutiles y una sensación de anticipación El área principal de ataque es el perineo, que es el pequeño espacio de piel entre el ano y el escroto. La glándula prostática masculina se encuentra directamente encima y también alberga un manojo de nervios que conectan el ano y los testículos.

# 1 Dale un pequeño rasguño. El perineo masculino es muy sensible al tacto debido a todos los nervios localizados en el área. Con las puntas de los dedos, rasca suavemente su mancha con un movimiento de “ven acá”. Asegúrate de que las puntas de tus uñas apenas toquen su piel para hacerle sentir una anticipada sensación de placer. Usa movimientos de raspado largos y lentos comenzando cerca del ano y llegando al borde de su escroto.

# 2 La figura de ocho. Usando la almohadilla blanda de las puntas de los dedos, dibuja un ocho en forma de figura comenzando desde su perineo detrás del escroto y dibujando círculos alrededor de la base de su pene, completando un ocho en forma de figura alrededor de su escroto. Aplica un poco de presión esta vez y notarás que se pone más duro.

# 3 Frotando la lámpara del genio. Esta vez, necesitarás aplicar un poco más de presión en su perineo. Con dos dedos, frote suavemente la piel en un movimiento circular lento. Comenzarás a sentir que los músculos se tensan y se tensan, y se pondrá más duro que nunca.

# 4 Llamando a la puerta de atrás. Desde su perineo, dirige tu estimulación hacia la apertura de su ano. Frote suavemente el borde de su ano con un movimiento circular mientras presiona suavemente el centro.

Entrando….la ruta hacia el orgasmo.

Esta es la parte en la que puede encontrar cierta resistencia porque es un poco “invasiva”. Pero si está a la altura, puede cosechar las recompensas de un orgasmo que no había sentido antes.

Solo algunos consejos antes de entrar…:

– Higiene. Asegúrate de que ambos estén limpios. Pídele que se enjuague correctamente y recorta tus uñas para evitar lesiones e infecciones.

– Pregúntale a él. Como te mencioné, esto podría ser un poco invasivo, especialmente para los hombres. Así que solo procede si realmente está de acuerdo al 100 por cien.

– Deslízalo. Usa un gel lubricante para que tus dedos entren suavemente.

 

# 5 Encontrando su punto G. Usando sus dedos medio e índice, haz palanca suavemente para abrir su agujero y pídele que se relaje. Coloca los dedos dentro de manera constante hasta que hayas logrado alcanzar dos pulgadas de profundidad. Desde allí, masajea la pared frontal de su interior ” la pared que mira hacia su pene” hasta que sientas un leve golpe. Felicidades, has encontrado su glándula prostática.

# 6 Ven acá: Parte 2. Al igual que lo que hiciste en su perineo, haz los mismos movimientos de “ven aquí” usando los dedos mientras aplicas un poco de presión cada vez que mueves los dedos hacia ti. Toma nota de sus reacciones para que puedas juzgar si quiere que lo hagas un poco más rápido o que se convierta en un movimiento circular.

# 7 Multi-tarea. Ahora que has aprendido a ubicar su punto óptimo, ahora puedes terminarlo con un combo. Se puede lograr un buen final de que lo hará enloquecer al estimularlo dentro mientras le da una mamada profunda o un trabajo manual. Si optas por un trabajo manual, trata de adoptar un patrón rítmico para estimular tanto su pene como su punto G hasta que llegue al orgasmo.

# 8 Triple tratamiento. Sé extra dulce con él y dale tres veces el placer: acaricia su eje mientras usas tu boca para acariciar la punta de su pene mientras tu otra mano se ocupa con la zona de su Punto G. Otra buena sorpresa que puedes darle es acariciar su miembro y succionarle los testículos mientras lo complaces por dentro.

Recuerda que siempre debéis de hablar libremente y comunicar lo que sentis, lo que os gusta y lo que no, para llegar así a tener una sexualidad plena y satisfactoria al daros placer como pareja.

 

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Acerca de Ana María, Martinez 100 Articles
Hola !. Mi nombre es Ana María Martinez y soy psicóloga especialista en Terapia Sexual y de Pareja. La vida íntima de cada individuo y cada pareja abarca un mundo muy rico en posibilidades y alternativas, que deben despertarse abriendo los sentidos, la imaginación y la disposición personal. “Amar no es solamente querer, es sobre todo comprender”

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*