Saltar al contenido

¿Qué cambios hacer para cuidar del medio ambiente?

cuidar el medio ambiente

El ser humano es una especie única en todos los sentidos, somos una la más exitosa de todo el planeta y la única capaz de formar una civilización, pero nuestra actividad en el mundo deja una huella que cada vez se hace más profunda y más difícil de corregir en el corto plazo. No solo son nuestras emisiones de carbono, las cuales generan calentamiento global, sino que también está la basura que producimos, los químicos que desechan nuestras industrias y la invasión del hábitat natural de especies de todo el mundo.

Sin embargo, aún existen pequeños cambios que cada uno de nosotros puede hacer en su vida para mejorar nuestra relación con el ambiente, a pesar de que las industrias tengan gran parte de la culpa, cada grano de arena cuenta. Actualmente existen muchas empresas que trabajan con energías renovables en España, y en ReviewsBird y páginas similares puedes encontrar reseñas de otros usuarios sobre la calidad de sus servicios.

¿Qué puedo hacer para mejora mi relación con el medio ambiente?

Como individuos tenemos mucho más poder del que creemos, repito, a pesar de que gran parte de la culpa la tengan las empresas grandes y los gobiernos que permiten que se contamine en sus territorios de forma indiscriminada, cada uno de nosotros puede mejorar nuestra relación con el medio ambiente y aportar nuestro granito de arena.

Lo principal es no tirar basura a la calle ni a las áreas verdes, y contratar servicios que en sus políticas se encuentre el uso de materiales reciclados o de empresas de energía renovable. Esto no solo hará que individualmente tengamos una huella menos profunda en el medio ambiente, sino que hará que la demanda se dirija más aún al consumo responsable y las empresas responderán a esto con más productos de ese tipo y más políticas verdes.

Respetar la flora y la fauna es lo principal: todos los animales y plantas tienen una función en el equilibrio, si se asesinan depredadores las presas podrían convertirse en plagas y si se dañan los ecosistemas, los suelos se contaminan y empeoran la calidad de vida de los animales salvajes. Intentar invadir lo menos posible el hábitat natural de las especies silvestres, además, nos puede evitar encuentros desagradables que incluso pongan en peligro nuestras propias vidas.

Siembra árboles y ten jardines

Si vives en una casa y cuentas con un terreno más o menos amplio, puedes contribuir tanto al bienestar ecológico como a tu propia comodidad añadiendo más verde a tus espacios. Los jardines, además, son en si mismos ecosistemas, refugios inclusive para algunas especies domésticas de insectos, reptiles y aves.

Al expandirse las ciudades los suburbios invadieron el territorio de animales de todo tipo, y debemos aprender a convivir con ellos de forma pacífica, entendiendo que nosotros somos los invasores, y no ellos. Reducir el tiempo de los baños, o al menos la cantidad de agua que utilizamos al ducharnos, instalando inodoros ahorradores de agua y calentadores que consuman menos energía podemos apoyar, aunque sea un poco, a los esfuerzos por hacer que nuestro planeta continúe siendo un paraíso para la vida.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad