¿Qué imagen corporativa debe tener una empresa? La importancia de conocerla y cuidarla

imagen corporativa

Cualquier empresario que quiera tener éxito en el mercado a largo plazo ha de basar todas sus estrategias empresariales y sus campañas de marketing en la creación y consolidación de una buena imagen corporativa. 

Hay conceptos dentro del marketing que hay que conocer, no solo por el hecho de saber, que nunca ocupa lugar, sino para ser conscientes de su existencia y empezar a trabajarlos. Es el caso de la imagen corporativa, que no debe confundirse con la identidad corporativa o la identidad visual, aspectos a los que también hay que prestar atención para mejorar la imagen corporativa de tu empresa en términos generales.

Estas son las diferencias entre ambos conceptos.

¿Qué es la imagen corporativa?

La imagen corporativa de una empresa es la percepción que tienen los consumidores de esa compañía, es la imagen que la audiencia tiene de ella. Se basa tanto en aspectos más superfluos, como las sensaciones o percepciones que se recibe de la organización, como en un conocimiento más profundo, después de probar los servicios o productos. En definitiva, se trata de la idea general que tiene la comunidad lo que se conoce como imagen corporativa de la entidad.

Identidad corporativa

Se ha señalado con anterioridad que lo que se entiende por imagen corporativa se confunde con otras dos definiciones con las que están relacionados, pero que son diferentes. La primera es la identidad corporativa, que no es otra cosa que los valores y el concepto que la propia empresa tiene de sí misma.

Habitualmente, lo que las compañías quieren es que la audiencia capte esa filosofía de empresa que tienen y difunden, de manera que identidad corporativa e imagen corporativa vayan de la mano. Por ejemplo, una empresa que se defina a sí misma como comprometida con el medioambiente hace todo lo posible para que su audiencia lo perciba y se vaya construyendo esa idea que quiere transmitir la organización.

Identidad visual

En otras ocasiones, los términos que se confunden son los de imagen corporativa con identidad visual de una marca. La identidad visual de una marca está relacionada con el nombre, el logotipo, el diseño de la página web, hablamos de todo aquello que visualmente la hace diferente… y debe trabajarse en base a la identidad corporativa y la imagen corporativa que se quiere alcanzar. Para entender mejor este concepto es recomendable echar un vistazo a estas imágenes corporativas de diferentes empresas de éxito.

Consejos para conseguir una buena imagen corporativa

Una imagen corporativa bien construida, que se trabaja coherentemente en el día a día, trae claros beneficios a la compañía. Al final es de lo que se trata es de hacer llegar a los clientes la imagen que se tiene como entidad y que su percepción de la empresa sea lo más favorable posible. Aquí van una serie de consejos para conseguirlo.

En primer lugar, se consigue que el público objetivo se identifique con la marca, otorgándole fidelidad. En segundo lugar, se incrementa el valor de los producto o servicios, se crea un vínculo emocional con la audiencia y un valor diferencial respecto al resto de competidores. En tercer lugar, fortalece la marca y le proporciona seguridad y confianza.

Una imagen corporativa bien trabajada aporta esa sensación de profesionalidad que los consumidores buscan cuando adquieren productos o servicios de terceros.

Construir una sólida identidad corporativa

El primer paso hacia una imagen corporativa de calidad entre la audiencia comienza en el interior de la empresa. Esta debe tener unos sólidos valores y un autoconcepto bien definido. Sobre esta base es sobre la que se trabajará para conseguir llevar esa identidad a los consumidores, haciéndoles partícipes de los ideales de la propia empresa.

Hay que definir, por tanto, la misión, la visión y los valores empresariales para plasmarlos en todas las áreas del negocio. Este trabajo interno es el que otorga a una marca significado, carácter e identidad corporativa, aspectos esenciales para conseguir alcanzar una buena imagen como organización comercial. A partir de ese momento, cuando quede bien definido, habrá que mantenerse siempre fieles a los valores, objetivos y líneas de trabajo que se han trazado que quedaran recogidos en el Manual de Identidad Corporativa.

Elementos básicos para contextualizar la imagen corporativa

Una vez que se ha dotado de significado a la empresa, queda darle esa imagen visual que conecte con la audiencia y transmita los valores que sean definido como organización.

Los elementos básicos son el nombre,el diseño del logotipo, así como encontrar o diseñar la tipografía que se adapte a la personalidad de la marca. Es importante definir los colores corporativos y encontrar un eslogan que defina lo mejor posible a la empresa, y que además sea fácil de recordar y conecte con el público.

Hoy en día, es igualmente importante cuidar las redes sociales y crear comunidad, y esas comunicaciones sin duda hablan mucho de la empresa y definen su imagen corporativa definitiva. Se debe encontrar por tanto el tono adecuado con el que la organización se dirigirá a la audiencia en las redes sociales y mantenerlo en el tiempo.

Copyright ® 2016-2020 portaldeactualidad.com - Todos los derechos reservados.

¿Te gustó este post? Valóralo


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies