Saltar al contenido

Consejos para abrir una floristería

tienda de flores

Antes de abrir un negocio tradicional (y por tanto no innovador) como el de una tienda de flores, hay que tener en cuenta que en estos últimos tiempos de crisis económica, la demanda del producto es levemente inferior a la de años anteriores; y además será necesario hacer frente a una competencia numerosa y feroz formada no solo por otras floristerías sino también por la distribución a gran escala (supermercados) y por la presencia de muchos vendedores ambulantes ilegales.

Hechas estas aclaraciones, podemos decir que abrir una floristería significa emprender una iniciativa empresarial que puede resultar rentable siempre que se configure según determinados criterios.

Sin embargo, pensar en abrir una tienda de flores y plantas solo para tener buenas perspectivas de ganancias sería un error.

Para triunfar con este tipo de negocio es fundamental estar impulsados ​​por una pasión sincera por esta profesión y por la convicción de que solo operando de una manera extremadamente profesional podemos esperar obtener buenos resultados. Por tanto, es necesario ser consciente de que solo la especialización de la oferta a través de creaciones florales personalizadas elaboradas con gusto y creatividad son la clave del éxito.

La búsqueda y oferta de productos y servicios siempre nuevos hacia los que se orienta la demanda del mercado, así como la disponibilidad hacia el cliente con asesoría y entrega a domicilio, son fundamentales para ganar estima y fidelización.

Por tanto, es imprescindible centrarse en la calidad del servicio y aprovechar la experiencia técnica proponiéndose como auténticos consultores capaces de asesorar sobre qué flores regalar según las ocasiones, qué plantas elegir y cómo cuidarlas, etc.

Inicialmente, te puedes decidir por la apertura de un pequeño quiosco de flores, para lo cual es suficiente instalar una estructura en la vía pública, preferiblemente cerca de un cruce o una plaza concurrida. El kiosco puede ser una solución, incluso temporal, que te permite ingresar al sector, sondear el mercado y obtener ganancias para reinvertir luego para abrir una tienda real.

Características de la tienda

Para evaluar si el lugar donde desea abrir el negocio tiene las características adecuadas para ser utilizado para vender flores y plantas, es necesario considerar algunos factores.

  • Superficie . Dependiendo del tipo y cantidad de productos a comercializar, la tienda debe tener una superficie adecuada. Idealmente, el área total no es inferior a 40-50 metros cuadrados. 
  • Pasillos y servicios. Es recomendable que la sala esté dotada de un respaldo suficientemente fácil para trabajar y almacenar aquellas obras que requieran espacio antes de ser entregadas o montadas (ej: decoraciones de boda, composiciones para un funeral). También es recomendable que la habitación esté equipada con servicios internos o al menos adyacentes aunque sean externos (baño).
  • Sótano. Es muy útil disponer de sótano o sótano siempre que esté fresco, no excesivamente húmedo y bien ventilado, para poder guardar los accesorios que requieran almacenamiento temporal (composiciones para bodas, funerales, eventos en general).
  • Calefacción y ventilación. Es fundamental poder regular la temperatura de calefacción de la habitación y preferiblemente también la del aire acondicionado en los meses calurosos. Lo ideal es que la habitación esté equipada con un sistema de calefacción autónomo y aire acondicionado.
  • Vitrina. La parte acristalada a exponer al exterior, visible al paso del público, debe tener una superficie lo suficientemente amplia para montar exposiciones. Hay que tener en cuenta que si la tienda tiene varios escaparates siempre será necesario montarlos todos: esto puede ser una gran ventaja pero también un gran compromiso.
  • Accesibilidad. Verificar que no existan barreras arquitectónicas que impidan el acceso a personas con discapacidad.
  • Espacio al aire libre. Sería conveniente tener un espacio de exhibición al aire libre, especialmente para exhibir plantas al aire libre, que de otra manera no podrían comercializarse fácilmente.
  • Carga y descarga. Verificar que haya un área con posibilidad de parada para carga y descarga cerca del local.
  • Estacionamiento. La presencia de un área de estacionamiento adyacente o en las inmediaciones de la tienda es una gran ventaja para los clientes y un incentivo para utilizar ese negocio que la tiene.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad