Cómo me recuperé de mi lesión gracias a la fisioterapia

fisioterapeuta en madrid

La fisioterapia es una importante disciplina de las ciencias de la salud, y se recomienda que para encontrar un excelente fisioterapeuta en Madrid es necesario contar con la recomendación del médico de familia.

Las historias en las que se omite esta terapia son muchas y llama la atención las coincidencias durante el manejo. Los deportistas menos experimentados y que, por varias razones, no acuden en primera instancia a un fisioterapeuta después de que ocurre alguna lesión, suelen obviar la terapia física. Las historias coinciden en que la recuperación se prolonga innecesariamente en estos casos, siendo vital el acceso a tratamiento de recuperación o rehabilitación en las fases avanzadas de la enfermedad que aqueje al paciente en específico.

Mi experiencia personal

Mi experiencia personal va de la mano con todas estas afirmaciones. Hoy en día cuento 56 años en mi vida y, dada mi profesión como entrenador oficial en este deporte, es difícil cansarme de contar mi experiencia con las lesiones deportivas.

Hace 20 años aproximadamente me encontraba como jugador en un evento deportivo de mi localidad, en el que gracias a un jugador del equipo contrario bastante molesto por como estaba evolucionando el partido, me gané (sin ningún tipo de provocación personal más allá de una simple mirada) una potente patada en la pierna izquierda mientras me encontraba de espaldas. En aquel entonces no se hacia tanto énfasis en la fisioterapia, a pesar de que estaba ganando cierto auge.

Luego del desafortunado evento acudí con mi médico de familia, el cual refirió a un traumatólogo eventualmente. El diagnóstico presuntivo fue una fractura de tibia, por lo que tendría inmovilizado el miembro durante un tiempo. Así transcurrieron varias semanas entre la depresión (en aquel entonces el deporte era mi única profesión) y la frustración. Cuando por fin acudí al especialista para retirar los vendajes, me pidió que intenta movilizar mis piernas de manera progresiva y que en menos de 1 mes podría volver a los juegos. Nada más lejos de la realidad.

Si bien adquirí cierta libertad, lo cierto es que la recuperación se volvió lenta y tortuosa. Cada vez que intentaba patear la pelota era como una especie de infierno.

Mi médico de familia recomendó una consulta con un fisio deportivo. En todo caso es probablemente la mejor decisión que pude tomar. Gracias a una serie de ejercicios (algunos sencillos, otros muy complejos) pude recuperar con bastante facilidad el grado de movilidad y fuerza muscular anterior a la fractura. Con el pasar de las semanas pude involucrarme nuevamente en mis tareas deportivas, gracias a lo cual pude seguir hasta el día de hoy sin demasiadas interrupciones.

Si lo que se busca es el mejor fisioterapeuta de Madrid, quizá es conveniente buscar una recomendación personal por parte del médico de familia. Cualquier profesional está lo suficientemente entrenado como para mejorar considerablemente el estado de salud del paciente, especialmente cuando se trata de lesiones accidentales. En definitiva, un fisioterapeuta recomendado es aquel que haya culminado sus estudios satisfactoriamente y que aporte confianza y buenos modales.

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*