Cómo decorar una habitación infantil

En caso de que te estés planteando cambiar un poco el aspecto de la habitación de tus hijos, es muy fácil caer en comprar y comprar cosas o muebles que luego no sabes muy bien cómo colocarlos o qué hacer con ellos. Para renovar una habitación, ya sea infantil o de un adulto, no es necesario invertir mucho dinero, sino tener un poco de imaginación para hacer tus propias creaciones y reconvertir muebles en otros nuevos o poner pequeños objetos decorativos para que la habitación parezca una diferente. Aquí te dejamos algunas propuestas divertidas y económicas para cambiar la decoración de un cuarto infantil:

La primera idea es la de pintar las paredes de la habitación. Puedes arriesgar con un color en una pared y las otras 3 de otro sin que lleguen a ser muy llamativos para no dar la sensación de ser una habitación oscura. Aporta color al cuarto con colores pasteles o neutros como un gris claro o un azul a contraste con las otras tres paredes para que parezca otra la habitación. Si no te gusta mucho la idea de pintar las paredes, otra opción es la de ponerle papel decorativo que no es relativamente caro y se consigue un efecto muy bonito.

En caso de tener las paredes pintadas de hace poco también se puede dar un toque divertido con unos vinilos con nombre o con dibujos divertidos. Con este simple gesto, el aspecto de las paredes cambiará por completo. Hoy en día es muy fácil encontrar vinilos de muchas temáticas, no solo las infantiles, dado que en el mercado puedes encontrar vinilos de personajes de cómics, con frases, de deportes, con formas tribales o geométricas… por lo que si los niños ya no son tan niños, también es posible cambiar un vinilo por otro y el efecto será el mismo.

Otra propuesta que no es sumamente cara es la de renovar el aspecto de algún mueble que se tenga en la habitación. Se puede pintar de nuevo con otro barniz o pintura diferente o se puede simplemente cambiar el aspecto de algunos cajones o las manillas si las tuviera. Y los más manitas en esto del Do It Yourself (Hazlo tú mismo) pueden optar también por empapelar el fondo de una estantería o armario para que sea mucho más original. Los papeles decorativos que hay hoy en día son innumerables, así que es más fácil encontrar el que más guste.

La siguiente de nuestras propuestas es la de cambiar las cortinas o estores por otros nuevos. Para una habitación infantil o juvenil los estores son una buena idea por varios motivos. Primero por la cantidad de diseños nuevos que hay para aportar un toque fresco a la misma. Segundo por la comodidad a la hora de subirlo o bajarlo sin que llegue al suelo por lo que podrán tener la mesa de estudio en la zona de la ventana. Y tercero, la simplicidad para quitarlos y ponerlos cuando se necesite lavarlos.

La última de las propuestas de hoy es la de colocar objetos decorativos que sean sencillos pero divertidos a la vez. Los pequeños cajones en las estanterías ayudan a tenerlo todo colocado. O un espejo alargado para que se puedan ver pero con un marco un color llamativo o incluso se le puede poner unas pegatinas en las esquinas que sean originales. Otra idea puede ser añadir cojines a la cama de sus personajes favoritos o con formas de animales. También es buena idea añadir espacio de almacenamiento pero sin que ocupe la parte del suelo, así que estaría bien colgar cajones de madera pintados en el color que quieras.

Copyright ® 2016-2020 portaldeactualidad.com - Todos los derechos reservados.

¿Te gustó este post? Valóralo


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies