¿Qué proceso mental implica cumplir años durante la adultez?

El tiempo es un compañero impasible en nuestras vidas. No se puede detener y hay que aprender a vivir con él sin que esto suponga graves perjuicios a nivel mental y físico. Es evidente que el paso del tiempo acaba produciendo un envejecimiento que es un proceso natural e igualmente impasible, pero ese se puede enfrentar a través de buenos hábitos saludables o incluso intervenciones de carácter estético.

En cualquier caso, es una buena idea acompañar ese envejecimiento natural que supone ir cumpliendo años con la adquisición de experiencias, responsabilidades y adaptación a nuevas realidades. Entramos así en lo que supone ir acumulando años a nivel mental.

Conforme pasan los años, soplar velas puede convertirse en un acontecimiento traumático, y más cuando este número aumenta. Muchos niños, y también adolescentes, desean pronto convertirse en adultos y vivir la vida de manera frenética, pero cuando llega la adultez, ir ganando en edad pasa a ser una experiencia poco agradable en muchos casos.

Repasamos a continuación algunas edades claves o procesos en la vida que son propensos para sufrir una crisis personal.

La crisis de los 30, cuando comienzan a aparecer las responsabilidades como adulto

La expresión “los 30 son los nuevos 20” parece haber quedado un poco atrás en el tiempo, pues esta idea hacía referencia a recuperar a partir de los 30 años actividades típicas de los 20. Es decir, comenzar a hacer ya en la treintena actividades propias de los 20 años, con menos responsabilidades, una vez que cumplen los 30 y se alcanza cierta estabilidad.

No obstante, reafirmamos la idea de que los 30 no pueden ser los nuevos 20 porque siguen siendo esos 20. Es decir, España cuenta con una de las edades más longevas para la emancipación de sus jóvenes, lo que les impide estabilizarse de manera independiente con esas edades. De este modo, los 30 siguen siendo los viejos 20.

Esta situación puede llevar a una crisis existencial debido a incertidumbres en el mercado laboral, frustración por no conseguir objetivos que a priori ya debería haber logrado o incapacidad para encauzar su vida de manera independiente sin ayuda externa.

Damian Barr, autor del libro “Get it Together: A Guide to Surviving Your Quarterlife Crisis” explica que esta sensación de bloqueo se debe a cuestiones como tener que luchar contra decenas de iguales para conseguir un empleo de calidad, dificultades para pagar una hipoteca e incluso problemas para encontrar maneras de organizar las relaciones sociales.

Una nueva crisis en la mediana edad

Otro momento en el que apena ir soplando velas, a pesar de que en ese momento determinadas celebraciones de cumpleaños sí son más emotivas, es a partir de los 40 años. Es realmente entonces cuando las personas descubrimos que ya no somos jóvenes y que nos estamos acercando peligrosamente hacia ese momento en el que nos queda menos por vivir de la que ya hemos vivido.

No obstante, aquí sí se agradecen determinados detalles, como por ejemplo el cariño en las felicitaciones de los más pequeños. Los menores en la actualidad son nativos digitales, luego no tienen reparos en mostrar a través de las redes su más sincera felicitación, y para ello acuden a portales como www.frasesdecumpleanos.top que les sirven de guía para lanzar un mensaje de cariño a sus padres.

En esta web encontramos todo tipo de frases categorizadas en función de quien cumple años y el parentesco, pues aunque el amor sea el mismo, los objetivos según la edad que se cumpla no van a ser similares. El portal puede servir para utilizar sus propias frases o para ayudar a potenciar esa imaginación y despertar esos sentimientos de cariño.

En el periodo vital que suele inciarse con la cuarentena, los sentimientos que abordan guardan relación con la sensación de insatisfacción laboral o familiar, el estado de salud o la falta de libertad. En algunas ocasiones esto lleva a cambios drásticos como por ejemplo el divorcio, las compras compulsivas, un interés desmedido por el deporte o el intento de búsqueda de nuevas aficiones. Por este motivo, una frase de aliento cuando se cumplen años, donde se muestre que el amor de los seres queridos siempre va a estar presente, es de gran ayuda.

La crisis del nido vacío

Un paso más allá de esta crisis de mediana edad es la que se conoce como síndrome del nido vacío. Cristina Ruiz Coloma, experta en psicología positiva, indica que hace tiempo era habitual que este proceso se produjera a partir de los 50 años, porque básicamente consiste en el sentimiento de inutilidad que padecen muchos padres cuando sus hijos se van de casa.

En la actualidad, y debido al progresivo retraso de la edad de emancipación, este fenómeno ha pasado a ser un proceso más asociado a edades más tardías que una crisis típica de mediana edad. Lo que caracteriza a este periodo es vacío, soledad, ansiedad e incluso culpabilidad, pues si estos se produce con una edad ya avanzada, puede venir acompañado de achaques en la salud, lo que obliga a los hijos a ofrecer cuidados, ya sean presenciales o de manera externalizada.

El paso de los años es inevitable y como seres humanos debemos adaptarnos a esta realidad con filosofía y equilibrio mental, ya que es imposible oponerse a ello.

¿Te gustó este post? Valóralo


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies