En tan solo 22 años consumiremos un 30% más de energía

energiaVm

Se prevé que la demanda global de energía se incremente más de un 25% hasta el año 2040, por lo que será necesario aumentar la inversión en la producción de petróleo convencional con el objetivo de evitar una crisis de suministro a medio plazo. Así lo indicó la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Recientemente la AIE difundió en Londres su informe anual “Perspectivas para la energía mundial 2018”, en el cual se señala también que, aun a pesar del innegable avance de las fuentes renovables de la electricidad, aún queda mucho trabajo por hacer para cumplir con los objetivos planteados contra el cambio climático. Empresas como Energya VM son conscientes de la ardua tarea que queda por delante, y trabajan duro y con éxito para lograr los fines planteados.

¿Cuáles son las causas de este incremento de la demanda de energía?

El aumento de la demanda mundial de energía hasta 2040 se debe sobre todo a las economías en desarrollo de Asia, especialmente de la India, que se prevé que en el año 2025 superen a Estados Unidos y la Unión Europea como consumidores principales.

A pesar del avance de las fuentes de energía alternativas continuará creciendo globalmente a lo largo de los próximos años la demanda de combustible fósil, que será cubierta en parte por el petróleo y gas de lutita en Estados Unidos, que hacia la mitad de la próxima década será según la agencia el mayor productor del mundo.

El aumento del consumo de petróleo se debe a los sectores petroquímico y del transporte, especialmente a los aviones, camiones y barcos de carga, en tanto que en el caso de los coches se espera un declive una vez pasado 2025.

El liderazgo de Estados Unidos le permitirá presionar a los productores de crudo convencional

Por otro lado, la AIE señala que el liderazgo de Estados Unidos en la producción de petróleo y gas presionará a los países productores de crudo convencional, muchos de los cuales son miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), y que dependen de los ingresos de sus exportaciones para el sostenimiento del desarrollo a nivel nacional.

Además, la Agencia advierte que estos países productores tendrían que doblar prácticamente la inversión a corto plazo en sus proyectos de extracción de crudo, ya que en caso contrario podría producirse una escasez de suministro y una escalada de los precios hacia la mitad de la próxima década, que no podría ser compensada por el petróleo estadounidense.

Cabe destacar también que el gas natural ganará un gran protagonismo con una demanda al alza. El mundo no va a decir adiós al petróleo pero las energías renovables van a seguir ganando músculo, con una eficiencia tecnológica y rentabilidad cada vez mayor.

Y tal como indicábamos líneas atrás Estados Unidos será el líder absoluto de los combustibles fósiles y su comercio en todo el mundo, afianzándose como principal productor de petróleo y gas hasta 2040, incluso en un contexto de precios bajos.

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*