Saltar al contenido

¿Cuánto le cuesta almacenar su mercancía a una empresa?

Las empresas pueden almacenar sus productos en almacenes propios o derivar el servicio de almacenaje en un tercero. La decisión de optar por una u otra opción no es sencilla. Mucha gente piensa que guardar la mercancía en instalaciones propias no tiene coste. Sin embargo, sí tiene un coste y no suele ser pequeño. A continuación, vamos a desglosar los gastos derivados del almacenaje en infraestructuras de la propia empresa.

  • Compra del almacén: Adquirir el espacio que va a utilizarse para almacenar la mercancía requiere una inversión. Esto se refleja en la contabilidad normalmente como amortización, que no es sino la distribución del coste de la inversión a lo largo del tiempo.
  • Apalancamiento de recursos: En el caso de que ya tengamos previamente las instalaciones y no tengamos que comprarlas, el coste es el uso que dejas de darle a ese almacén o edificio. Es decir, son recursos que tienes ocupados en almacenar mercancía y podrías destinarlos a otra actividad.
  • Mobiliario: No solo deberás comprar el edificio en cuestión, sino todo su equipamiento: estanterías, pallets, archivadores, etc.
  • Impuestos: Tanto si hemos comprado recientemente las instalaciones o si ya las teníamos previamente en propiedad, de lo que nadie nos salva es de pagar impuestos por tener dicho almacén.
  • Personal: Si tienes un almacén propio necesitarás personal para gestionarlo.
  • Seguros: Deberemos de contar con un seguro que nos cubra de riesgos relacionados con el almacén y los productos contenidos en él.
  • Mantenimiento y limpieza: Gastos periódicos dedicados a mantener las instalaciones en buen estado, así como arreglar las averías que puedan producirse o mantener saneado el lugar.
  • Seguridad: Costes derivados de la seguridad del almacén contra robos o incendios.

Ventajas de derivar el servicio de almacenaje a un tercero

Si decidimos, sin embargo, almacenar nuestra mercancía en un almacén externo nos ahorraremos todos los costes vistos anteriormente y contaremos con algunas ventajas adicionales que veremos a continuación.

  • Robotización y tecnología: Un almacén especializado suele estar mejor equipado tecnológicamente, lo que mejora la eficiencia en la gestión de pedidos. Puede estar equipado con Sistemas de Gestión de Almacenes, sistemas de identificación de la mercancía por código de barras o radiofrecuencia, sistemas de trazabilidad de envíos, sistemas de alerta, etc.
  • Experiencia de gestión: Estas empresas son especialistas y suelen contar con una dilatada experiencia.
  • Localización estratégica: Un buen almacén debe estar estratégicamente localizado, bien conectado a las principales carreteras.

Conclusión

La decisión de almacenar la mercancía en almacenes propios o externos debe ser tomada por cada empresa, de acuerdo a sus necesidades y especificidades. Aquí hemos tratado de poner de manifiesto que la solución idónea no es una, sino que depende de cada situación particular.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad