Cómo puedes incluir a tus peques en tu boda

En toda boda hay mil cosas que planificar: la logística de la ceremonia, la fiesta, las invitaciones, la sesión de fotos pre-boda… Si tienes peques, con tu pareja actual o de alguna relación anterior, seguro que van a querer participar. Pero, ¿cómo puedes incluir a tus peques en todo este jaleo de una forma eficaz? ¿Cómo puedes lograr que se sientan útiles y se diviertan sin que se conviertan en una tarea más para ti y tu pareja?

Echa un vistazo a estas cinco propuestas para que tus peques participen antes, durante y después de la boda.

Índice
  1. 1- Preparar las invitaciones o notas de agradecimiento
  2. 2- Participar en la sesión de fotos
  3. 3- Tareas durante la boda
  4. 4- Detalles durante la celebración
  5. 5- Inmortalizar el evento

1- Preparar las invitaciones o notas de agradecimiento

Una forma genial de incluir a tus peques durante la preparación de tu boda es poniéndolos a diseñar, escribir o darle el toque final a tus invitaciones de boda, las tarjetas para identificar las mesas o las notas de agradecimiento.

Si son pequeñines, quizás la mejor opción es pedirles que decoren con detalles las tarjetas ya impresas. Por ejemplo, pueden poner un sello, un toque de purpurina o hacer un pequeño dibujito en una esquina.

Si son niños o niñas más grandes, es posible que tengan bastantes destrezas digitales, incluso más que tú, así que pueden participar en el diseño en línea de las invitaciones o tarjetas de agradecimiento.

2- Participar en la sesión de fotos

No puede faltar la sesión de fotos pre-boda, y si tienes peques, ¡también tienen que participar! Esta es una gran oportunidad para reforzar que son una parte muy importante no solo de la boda, sino de la familia en todo sentido.

Ten en cuenta que un evento tan emotivo y agitado como una boda puede hacer que los peques sientan un poco de celos o que van a pasar a estar en un segundo plano en tu vida. Por eso es clave que les hagas saber que este momento es una celebración de amor del que también son parte fundamental.

Una forma de incluir a los peques en las fotos pre-boda, además de posando junto a la pareja, puede ser sujetando un marco de cuadro, contigo y tu pareja en el fondo, o creando alguna escena pintoresca para que tengan una participación más original.

3- Tareas durante la boda

En las ceremonias de bodas, los peques siempre suelen tener un lugar especial: esparciendo flores hacia el altar al inicio de la ceremonia, entregando las alianzas o el papel con los votos e incluso en la salida empezando el ritual de lanzar arroz o pétalos.

Pero además de estas tareas clásicas, puedes pensar en otros momentos en los que los peques pueden participar y divertirse mucho. Por ejemplo, durante la celebración, puedes proponerles que hagan un brindis o podéis preparar una coreografía para el momento del baile.

4- Detalles durante la celebración

Una linda idea para que tus peques tengan un lugar estrella durante el banquete es incluir sus figuritas en la tarta de boda.

También puedes dejarles que escojan algunos recuerdos para entregarles a los demás peques que vayan a la boda, como pegatinas o una bolsita de golosinas. ¡Y no te olvides de añadir sus postres favoritos en el menú o en la mesa de los postres!

Si la fiesta tendrá muchos niños y niñas, no puede faltar un área para que se diviertan. Así que ofréceles a tus peques la oportunidad de elegir los juegos y parte de la decoración de ese espacio.

5- Inmortalizar el evento

Llegamos a la etapa post-boda. Es hora de ver las fotos y vídeos de ese día tan especial y, claro está, compartir esas imágenes con las personas que asistieron y crear algunos recuerdos físicos y digitales para revivir la boda en los años venideros.

Lo más clásico es crear un álbum de boda, pero también puedes optar por un formato más original, como un fotolibro o revista. Sea cual sea tu elección, este es otro gran momento para compartir con tus peques. Lo genial es que hoy en día hay plataformas con estudios de diseño en los que puedes preparar tu álbum sin necesidad de tener conocimientos profesionales, y tus peques pueden participar sin miedo a que el resultado no salga con la calidad y estilo que buscas.

Otra opción interesante son las impresiones artísticas o lienzos con foto para exhibirlos en casa. En este caso, podéis dejar viajar aún más la imaginación y tratar las fotos con efectos divertidos. Tus peques se la pasarán de maravilla y podrán tener sus propias fotos de la boda personalizadas para decorar su dormitorio o pegar en la nevera.

Y no pueden faltar las publicaciones para las redes sociales, otra oportunidad para compartir con tus peques y descubrir las aplicaciones de edición de fotos y vídeos más modernas.

¡Así que a divertiros! Porque una boda debe ser un motivo de alegría para toda la familia.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad