Saltar al contenido

Chupe de camarones: delicia emblema de la comida arequipeña en Perú

camarones

Hablar de la gastronomía arequipeña puede convertirse en un tema de conversación interminable. Porque no solo destaca por su sabor inigualable, sus contundentes porciones y lo creativo de sus platos, sino también por sus milenarias recetas. Son más de 200 potajes oriundos de la región los que se sirven en las mesas de Arequipa, ubicado al sur del Perú, y cada platillo es tan sabroso como el otro. No hay punto de comparación.

Puedes probar una deliciosa Ocopa o degustar de un delicioso Rocoto relleno. Un Solterito de queso como entrada, acompañado de un sabroso Costillar frito como plato de fondo. Tienen hasta una sopa para cada día de la semana, como el infaltable Adobo en el desayuno, para empezar el día recargado y con el corazón contento.

Sin embargo, hoy nos enfocaremos en un plato emblema de la región de Arequipa: se trata del Chupe de camarones, tan delicioso como sustancioso; tan representativo como requerido. No hay un solo día que los comensales no pidan este caldo en una picantería –así se les conoce a los tradicionales restaurantes de cocina arequipeña-, que deslumbra por su categórico sabor y textura. Aquí, conocerás la historia de este plato icónico de la gastronomía characata y cómo prepararlo de la mejor manera.

Su historia milenaria

El Chupe de camarones siempre existió, pero no de la misma forma como la conocemos hoy en día. Este plato era preparado en la época incaica, en la que ya contaban con una diversidad de sopas para alimentar al pueblo. Los camarones se pescaban en los ríos Ocoña y Majes.

Con la llegada de los españoles a tierras incaicas, se fusionó el Chupe de camarones del ayer con algunos componentes traídos desde el mundo mediterráneo. La leche evaporada, la pimienta, arroz y queso pasaron a ser los nuevos acompañantes de este platillo oriundo de las costas arequipeñas, que no hicieron más que realzar su sabor.

En los años cincuenta, como no era tan económico comprar con tanta frecuencia los camarones, este plato se cocinaba en los hogares los fines de semana o en ocasiones especiales, por lo que los restaurantes adoptaron esta tradición… que también viene del pasado. Según historiadores, el Chupe de camarones se preparaba en las fiestas de Huarachicuy, en la que se festejaba el paso de los jóvenes Incas hacia la adultez. Aunque, hoy en día, puedes pedirlo el día que desees para saciar el deseo de degustar esta potente sopa.

Cómo prepararlo

Lo primero que debes hacer, es colocar en una olla con aceite caliente la cebolla picada, ajo y tomate. Déjalo que se dore un poco antes de sofreír los camarones. Luego de unos 5 minutos removiendo los camarones, retíralos en un recipiente aparte. Ahora, es momento de añadir caldo de pescado, que es la base líquida de la sopa.

Deja que se cocine un poco este concentrado, para luego agregar el arroz. Después de 5 minutos, añade la papa y choclo. Los siguientes ingredientes que se utilizarán son las habas, col, zapallo y huacatay. Tras unos minutos revolviendo, prueba el sabor. Una vez que esté listo, agrégale un huevo batido y remueve el contenido nuevamente.

El paso final será agregar más huevos, pero estos deben hervirse lentamente, para que simulen que están fritos. Una vez que estén listos, agrega los camarones enteros para que se hiervan. Finalmente, incorpora la leche y el queso y ya estará listo para servir. ¡Buen provecho!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad