Alivia la resequedad vaginal y mejora tus relaciones sexuales

sequedad vaginal

La sequedad vaginal es un problema muy común que afecta a muchas mujeres y provoca gran incomodidad como sensación de irritación, quemazón en la zona, molestias al orinar, picazón y demás.

Causas de la resequedad vaginal

La lubricación de las zonas íntimas puede verse afectada por diversos motivos. Por ejemplo, los niveles de estrógeno normalmente disminuyen después de la menopausia y suele generar resequedad vaginal. Se trata de un signo distintivo del síndrome de la menopausia, también denominado como vaginitis atrófica o atrofia vaginal. Al bajar los niveles de estrógeno, los tejidos de la vagina y la vulva se vuelven más delgadas y menos flexibles. Por ello, reciben menos cantidad de sangre y producen menos fluido.

Otro factores, como cuando se está amamantando, también influyen. Asimismo, las personas que están tomando antidepresivos, antihistamínicos, que tienen síndrome de Sjögren (trastorno inmunitario que ataca las glándulas que producen las lágrimas y la saliva), alergias, estrés grave o depresión también pueden experimentar problemas de lubricación.

¿Cómo aliviar la resequedad vaginal?

La resequedad vaginal podría producir incomodidades o dolor durante el sexo. En ese caso, algunas personas optan por utilizar lubricantes para reducir la fricción durante las relaciones sexuales. Estas sustancias se han empleado desde hace miles de años y se han mantenido en el tiempo. Las civilizaciones griegas y romanas utilizaban el aceite de oliva y las algas de lubricación interna, por ejemplo.

Sin embargo, hoy en día es importante evitar los lubricantes que contengan derivados del petróleo, azúcares o demasiados aditivos porque son nocivos para la salud. En ese caso, los lubricantes a base de agua son las opciones más naturales. Los lubricantes a base de agua están formulados de base acuosa y no aceitosa. Por esta razón, son absorbidos fácilmente sin dejar ningún rastro. Además se mezclan fácilmente con los fluidos naturales del cuerpo y facilita la higiene.

El tabaco y alcohol, responsables de trastornos ginecológicos

Estudios han comprobado que el consumo de tabaco presenta un desequilibrio de la flora íntima que puede exponer a un mayor riesgo de infecciones genitourinarias y al desarrollo de olores desagradables. Por otro lado, el consumo de alcohol reduce los niveles de estrógenos, incrementando la resequedad vaginal y sus incómodas consecuencias.

Es importante mantenerse siempre hidratada

Beber suficiente agua y líquidos al día es esencial para mantener nuestra salud. El agua regula y mantiene la temperatura corporal. Posibilita el transporte de nutrientes a las células y elimina los desechos a través de la transpiración, la orina y las evacuaciones intestinales.

También existen otras opciones para mantenerse hidratado como, por ejemplo, recurrir a las infusiones de manzanilla, menta, hierbabuena, frutas del bosque, rooibos, entre otros. Estos productos te ayudan a hidratarte naturalmente y aportan diversos beneficios al cuerpo. Finalmente, evita las bebidas azucaradas y los refrescos con gas.

Copyright ® 2016-2020 portaldeactualidad.com - Todos los derechos reservados.

¿Te gustó este post? Valóralo


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies