Saltar al contenido

Una vivienda a estrenar pero en un barrio de toda la vida: la apuesta de Casavo

La vivienda está siendo uno de los grandes quebraderos de cabeza para toda una generación que tiene problemas para ser capaz de dar la entrada del 20% que piden muchas promotoras hasta llegar hasta el momento de escrituración. Pero, por contra, también está la de cientos de particulares que quieren vender su vivienda y se ven lastrados a una espera de meses para conseguir cerrar la operación.

Es por ello que la búsqueda a través de plataformas para comprar y vender casas online es una de las opciones que empieza a ser más recurrente. Se trata de buscar opciones que sirvan de encuentro entre la oferta y la demanda como para que el que venda, lo agilice y el que compre, no necesite esperar un arduo tiempo hasta acceder a la vivienda.

¿Cuál es la solución? “Por suerte, el sector inmobiliario ha dado también el salto a la digitalización. El nuevo modelo de negocio se basa en compañías como la nuestra que adquieren de forma rápida las viviendas para luego proceder a rehabilitarlas o reformarlas en busca de una salida más adaptada a lo que el mercado demanda” explican desde Casavo.

Su modelo de negocio, que está funcionando en algunos otros países europeos con gran éxito, se basa en una premisa: simplificar al máximo los trámites para llegar a notaría en cuestión de semanas tanto en la venta como en la compra.

Eso se consigue gracias a una página optimizada en la que el interesado en la venta puede ver el abanico en el que se podría tasar su vivienda tan solo en 10 minutos. Se trata de ir rellenando pantalla a pantalla la información relativa a los dormitorios, baños, metros, ubicación y características del inmueble y si este cuenta con extras como ascensor, terraza, plaza de garaje o trastero. Con esos datos, el algoritmo de Casavo, que está actualizado, permite revisar los precios de los últimos inmuebles de esas características y proponer un abanico de precios en los que debería moverse el inmueble.

De estar de acuerdo con ello, bastará contactar para que, en cuestión de días, un agente especializado revise la vivienda in situ y haga una oferta firme que, siendo aceptada, llevará a los vendedores a cerrar la operación ante notario en cuestión de 20 días máximo.

Una vez la vivienda es de Casavo, éstos con su departamento de reformas adaptan la vivienda a la demanda de la zona y mercado. “Muchas viviendas tienen más dormitorios de los necesarios. Conseguir optimizar los metros al máximo para el prototipo de familia o pareja que vive en la zona es clave. Es actualizar la vivienda y ofrecer una zona que no es nueva pero sí con una vivienda que se va a estrenar” explican.

Así, quien busca en su plataforma comprar algún inmueble, se encuentra con una operación llave en mano que les permite entrar a vivir tan pronto se firma con la garantía de tener una vivienda totalmente reformada y que cumple con sus expectativas. Además, la ventaja de su site tiene mucho que ver con la apuesta por la digitalización porque se pueden visitar las viviendas con imágenes de gran calidad sin necesidad de acudir, hasta encontrar la que mejor se ajusta a la búsqueda, a cada una ellas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad