Trucos para acabar con las arrugas persistentes de la ropa

Trucos para acabar con las arrugas persistentes de la ropa

Nadie quiere arrugas en su ropa y, planchar, es una tarea tediosa. Tal es el punto que podemos pasarnos horas planchando cada semana. Por suerte, gracias a algunas telas más nuevas y ciertos aparatos de lavandería, se han reducido los trabajos de planchado. No obstante, algunas arrugas se resisten a desaparecer.

¿Cómo se puede acabar con las arrugas persistentes de tu camisa favorita? ¿Qué técnicas existen para que planchar no te quite tanto tiempo?

Lo principal, usar la plancha

La plancha de ropa ha sido tradicionalmente la herramienta que mejor efectividad tiene a la hora de planchar. Usando la plancha correcta, ajustada a las características de los tejidos, lograrás deshacerte de esas arrugas que aparecen en tu ropa.

Si aplicas una técnica correcta, no habrá arruga que se te resista. Cada prenda tiene una manera adecuada de planchar. En caso de una camisa, comienza siempre por el cuello y las mangas, para luego continuar con el área más extensa.

Otros electrodomésticos modernos, como el centro de planchado Rowenta facilitan el trabajo de planchado para que no te cause más dolores de cabeza. ¡Verás que ahora todo es menos complicado!

Trucos para dejar la ropa lista sin necesidad de plancha

Si le tienes pánico a la plancha y huyes de su uso, también dispones de otros trucos para hacer que tu ropa esté sin arrugas. Solo tienes que aplicarlos de forma constante y notarás que tus prendas estarán suaves y lisas sin tanto trabajo.

Usar un secador de pelo

Aplicar el calor de un secador de pelo a lo largo de las arrugas más fuertes hará que el tejido comience a ceder, y como por arte de magia los desagradables pliegues desaparecerán frente a tus ojos.

¿Cómo hacerlo? Coloca la prenda en una superficie plana. Enciende el secador a máxima potencia y pásalo a una distancia de 5 centímetros de la prenda. Haz este procedimiento hasta que ya no queden arrugas.

Colgar la prenda en la ducha para que reciba vapor

Si tu blusa está muy arrugada, cuélgala en el baño mientras te duchas con todas las puertas y ventanas cerradas. Al salir de la ducha, notarás que los pliegues están relajados y se eliminarán.

No olvides poner tu prenda lo más cerca posible al vapor.

Utilizar una toalla húmeda

En una superficie plana, coloca una toalla húmeda sobre la prenda arrugada y apriétela para suavizar las arrugas más pronunciadas. Después cuelga la prenda al aire libre para secarla.

Rociar con vinagre

El vinagre blanco es una solución barata, suave y sin químicos para tu problema de arrugas. Humedece la prenda con una mezcla de una parte de vinagre y tres partes de agua usando un rociador. Luego simplemente déjala secar.

Poner al vapor de un hervidor

Si no tienes una máquina de vapor, puedes hervir un poco de agua en un hervidor. Cuando el agua hierva, mantén la ropa a unos 30 centímetros del vapor. Esto será muy efectivo para eliminar las arrugas que no quieren desaparecer.

Usar una plancha de pelo

Si tienes una plancha para el pelo a la mano, puedes superar las arrugas más difíciles. Es particularmente útil para superficies duras como los cuellos. Solo asegúrate de que no haya pelo o producto adherido a la plancha y presta mucha atención a la temperatura de calentamiento para no dañar la tela.

Estos son apenas algunos de los trucos que existen para eliminar las arrugas persistentes en la ropa. Puedes ir probando de uno en uno hasta que consigas el efecto deseado en tus prendas de vestir.

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*