¿Tiene algún argumento sólido el movimiento antifragancias?

perfume

Pueden parecer minoritarios, pero lo cierto es que los activistas antiperfumes o por las casas libres de tóxicos llevan ya muchos años protestando contra la utilización de productos sintéticos en la creación de fragancias para uso personal y doméstico, basándose en que estos aromas pueden desarrollar alergias y otras enfermedades respiratorias.

No se trata de una medida oficial, pero en algunos lugares, como Halifax (en Canadá), existen ya empresas que han implementado políticas de espacios “libres de perfumes”. Algunos ciudadanos incluso han denunciado a otros por ir a sus puestos de trabajo usando desodorante. Algo que puede parecer bastante absurdo, ya que, ¿no existen muchas personas que preferirían los perfumes Calvin Klein que el olor a “humanidad”? Parece seguro que sí.

perfumes originales buen precio

¿Qué implican realmente los materiales sintéticos para la salud?

La pregunta es obvia, ¿es cierto que las fragancias hechas a base de materiales sintéticos ponen en riesgo la salud? Expertos del mundo de la ciencia señalan que en su ámbito, la dicotomía entre lo sintético y lo natural no es más que una falacia. Las composiciones se hacen a partir de una mezcla compleja, en cuya elaboración se emplean tanto aceites esenciales y extractos de origen vegetal y animal como sustancias que proceden de esas fuentes, extraídas directamente o sintetizadas. Razón por la cual no caben las diferencias.

Que un perfume contenga solo aceites o extractos naturales no supone que sea mejor o peor la para la salud que uno sintético. Con independencia de cómo se clasifiquen, lo cierto es que los componentes de los perfumes tienen moléculas que se encuentran normalmente en la naturaleza, y esas mismas sustancias se pueden haber sintetizado o extraído de una fuente natural, siendo indistinguibles.

La defensa de la eliminación de los perfumes se suele relacionar con la quimiofobia, es decir, el miedo a todo aquello que suene a químico sin base científica alguna. Los expertos aclaran que un perfume puede contener moléculas que pueden causar problemas puntuales a algunas personas por su sensibilidad, pero esto no significa que sean igual de peligrosos para todas las personas ni en todos los casos.

La nota “natural” o “artificial” no supone nada en el mundo de los perfumes

Además, existen leyes que regulan el uso de las sustancias en los perfumes, y que son bastante estrictas. La Unión Europea cuenta con la norma REACH para todas las sustancias y sus aplicaciones, protegiendo la salud y el medio ambiente de la utilización de productos químicos. Así que por ejemplo, la cantidad límite que se permite en productos como ambientadores o de higiene íntima dependerá de las sustancias consideradas y de su aplicación.

Tal como reflejan los estándares de la Asociación Internacional de Fragancias (IFRA), en cuya base de datos se contemplan todos los compuestos prohibidos y restringidos y las especificaciones de los admitidos, lo natural y lo artificial, en sustancias de síntesis y también extractos y aceites esenciales, son parte del listado de las prohibidas y restringidas. Esta es la prueba de que el hecho de que algo sea sintético o natural no guarda relación alguna con que sea bueno o malo para la salud, desmontando las críticas de oscurantismo o descontrol.

 

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*