Saltar al contenido

Soñar con una bruja: ¿Qué significa?

significado de soñar con una bruja

La bruja es un personaje eminentemente maléfico cuyo objetivo es hacer daño. No es muy habitual encontrar una bruja amable y por ello no suele aparecer en imágenes oníricas. De hacerlo, se presenta en forma de hada. Las brujas de toda la vida, para llamarlas de algún modo, están relacionadas con la noción del mal y, por lo tanto, es inevitable pensar en Satanás o en divinidades asociadas con la muerte. Cabe recordar que los sueños con brujas se clasifican, casi siempre, bajo la etiqueta de “pesadilla”.

Soñar con una bruja, la representación del mal

Situación típica

Todo el mundo tiende a imaginarse a una bruja como aparece en los cuentos infantiles: nariz aguileña, montada sobre una escoba, sucia, con un vestido agujereado, desdentada y lanzando hechizos amenazantes.

Suele ser una anciana; casi nunca se sueña con una bruja guapa y joven. Sin embargo, cuando la imagen de la bruja es esa, sería interesante descubrir qué se esconde bajo la etiqueta de “bruja”: nuestra esposa, nuestra jefa, nuestra suegra…

Variantes de este sueño 

Soñar con brujas volando, soñar con brujas que te persiguen, soñar con una bruja que te habla, soñar con brujas peleando, soñar con brujas riendo, soñar con bruja blanca, soñar con que soy una bruja, soñar con brujas feas…

¿Qué significa este sueño?

Interpretación freudiana

Para Freud, la bruja es una representación negativa de la madre. Bruno Bettelheim, en su obra “Psicoanálisis de los cuentos de hadas” también se muestra de acuerdo con esta dimensión de “madre mala”, que representa la bruja malvada y vengativa. La bruja es destructiva.

Cuando aparece un brujo, este simboliza la imagen perversa del padre. Sin embargo, Freud también establece un vínculo entre el culto de Satán y el Sabbat, que termina con un baile orgiástico, en el que no hay tabús y en el que las brujas besan el ano de Satán. Soñar con brujos o brujas también puede desvelar impulsos sexuales primitivos y reprimidos.

Interpretación junguiana 

El simbolismo que acompaña la imagen de una bruja suele ser negativo. Si eres hombre y quien te atormenta por las noches es una bruja, entonces es que te sientes incómodo con tu Anima (parte femenina). El Anima no reconocida permanece en la Sombra y se expresa de manera nefasta en la vida. Desde esta perspectiva, el Yo puede encontrarse en un aprieto o situación difícil.

Si eres una mujer, los elementos de la Sombra también se manifiestan; representan la madre negativa (en el sentido junguiano) y no obligatoriamente la madre biológica. Estos elementos tienen una influencia negativa en la psique, ya que la consciencia no los explica y, por lo tanto, el Yo no los acepta. 

Análisis del sueño de Alejandro, 13 años: Sueña con sus padres disfrazados de brujos

Veo a mi padre y a mi madre disfrazados de brujo y bruja. Al principio me digo que es Halloween, pero luego me doy cuenta de que estamos en pleno mes de julio. No sé dónde estoy. No reconozco la casa en la que estamos y no sé si me pueden ver, pero me asusta que puedan hacerme daño o incluso matarme. Me siento angustiado. Me despierto gritando…”, Alejandro, 13 años.

Lo más impresionante de este sueño adolescente es que Alejandro ve a sus padres, pero no se ve a sí mismo. Sus padres suponen, sin lugar a dudas, una amenaza, por su aspecto y porque parecen independientes; Alejandro está asustado y además, los ve como una pareja de un hombre y una mujer, y no como un padre y una madre; en otras palabras, les ve como seres sexuales y, puesto que la sexualidad le asusta, proyecta ese miedo en la pareja de sus padres, que se ha convertido en una pareja sexual y espantosa. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad