Saltar al contenido

¿Qué regalo darle a su ahijado?

regalo para ahijado

Con el bautizo se crea un vínculo duradero entre el bebé y los padrinos. No por casualidad las palabras ahijado, padrino y madrina nos recuerdan el carácter familiar, de segundos padres, que siempre estarán allí al lado de los verdaderos padres para servir de apoyo y de consejeros ante cualquier conflicto.

Cuando los padres eligen a una pareja como padrino y madrina de su hijo, ese gesto, más que una simple formalidad, es una enorme responsabilidad de confianza y esa es la razón por la cual los padrinos siempre desean demostrar su agradecimiento con un regalo que logre estar a la altura de las circunstancias.

Infinidad de opciones de regalos

Sin embargo, elegir el regalo adecuado a un ahijado no es una decisión fácil ni sencilla. Son tantas las opciones, de variadas formas, tamaños, funciones y precios, como joyas, souvenires o ropa bebe, que la compra del obsequio, que debería ser una actividad que genere paz y alegría, sin contratiempos, termina resultando en toda una complicada tarea.

Quizás la dificultad también nace de lo poco común que son estos obsequios de padrinos. No todos deben pensar en este tipo de regalos año tras año, como sí lo pueden ser los obsequios de aniversario, de graduación o cumpleaños, y esa cualidad extraordinaria de ser elegidos como padrinos obliga a destacar con un regalo único, diferente y especial.

Por otra parte, como el bebé es un recién nacido que de seguro ya ha recibido todos los obsequios que necesita, así la tarea se hace más complicada.

Tres posibilidades para los padrinos

No hay que agobiarse ante tantos inconvenientes para elegir un obsequio para el ahijado. La solución es tener presente que en los bautizos se ha instaurado una tradición no escrita que da a elegir a los padrinos entre tres tipos de regalos distintos.

El primero de ellos es el obsequiar una joya. Así, es ya una costumbre que el bebé reciba de sus padrinos una pequeña cadena, una pulsera, unos zarcillos o una cuchara o chupón de plata.

Este tipo de obsequio es un poco más costoso y más simbólico, pues es un obsequio que servirá de recuerdo para ese importante evento en la vida del bebé.

La segunda posibilidad que tienen los padrinos es obsequiar los elementos que serán empleados en el bautizo, como las velas, los mantos, entre otros, que engalanarán el recinto. La tercera opción, la mejor de todas, es ropa de bebe.

El regalo perfecto para el ahijado

La ropa de bebe se ha hecho también una tradición dentro de los obsequios en los bautizos.

El pequeño traje o vestido para que el ahijado esté más hermoso que de costumbre en esa ocasión especial es una pieza fundamental que será siempre recordado gracias a las fotografías que se tomen en el evento.

No hay que escatimar en este obsequio, pero al mismo tiempo nunca hay que perder de vista la comodidad y seguridad del bebé. En conclusión, ya sea una joya, un elemento del bautizo o la ropa del bebé, o los tres juntos, cualquiera puede ser el regalo perfecto para el ahijado.

Copyright ® 2016-2021 portaldeactualidad.com - Todos los derechos reservados.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad