Saltar al contenido

Los salvaescaleras: una solución de movilidad

sillas salvaescaleras

Las sillas salvaescaleras son una solución viable de movilidad dentro del hogar (generalmente) para las personas con movilidad reducida de cualquier tipo y que requieren de ayuda adicional para trasladarse de un piso a otro. Contribuyen a darle un poco de independencia a este grupo en específico, o a facilitar las labores de cuidados a las personas encargadas de ellas.

¿En qué consisten los salvaescaleras?

En pocas palabras, son dispositivos creados para subir y bajar escaleras para personas que no pueden hacerlo por su propia cuenta. Los hay de dos tipos: las sillas salvaescaleras con una silla fija y las plataformas salvaescaleras que sirven para trasladar una silla de ruedas.

Pueden ser utilizados por personas con diferentes niveles de discapacidad para adquirir algo más de comodidad en su estilo de vida. En el caso de ser una persona que puede moverse por su propia cuenta, pero no utilizar escaleras, las sillas son ideales. Mientras, las plataformas son indispensables para aquellos que requieren de su silla de ruedas constantemente.

El funcionamiento es bastante simple, lo que permite que se puedan instalar salvaescaleras en prácticamente cualquier edificio. Tan solo es necesario instalar los rieles correspondientes en las escaleras y tener acceso a la corriente eléctrica para activar el mecanismo. Esta misma facilidad es la que hace que se vean con frecuencia en hogares, aunque también pasa con edificios de pocas plantas para cumplir con la accesibilidad.

¿Cómo es el proceso de instalación?

No es necesario hacer ningún tipo de reformas para poder instalar salvaescaleras en ningún edificio porque los raíles se colocan directamente en las escaleras y se soportan en los peldaños. Además, el mantenimiento no tiene que ser una prioridad para que funcionen, a pesar de que se recomienda.

Los salvaescaleras pueden ser instalados en cualquier tipo de escaleras, sin importar su forma ni su altura. La elección del tipo de dispositivo a instalar va a variar según la escaleras y el espacio disponible, y el grado de movilidad de las personas que los van a utilizar.

Se pueden instalar en interiores y exteriores, aunque es cierto que puede ser más recurrente el mantenimiento en el segundo caso para evitar que los agentes climáticos perjudiquen al sistema. De esta forma, incluso es posible instalar un salvaescaleras para acceder al edificio, y no solo para desplazarse dentro de él.

Por este mismo motivo los salvaescaleras precios varían también. Este tipo de soluciones se fabrica exclusivamente a medida, así que es necesario que un equipo haga una visita para determinar cómo sería el proyecto más viable y acorde a las necesidades, y así tener el plan de fabricación concreto.

Los salvaescaleras forman parte de una serie de soluciones que son necesarias para que un grupo específico de personas pueda tener un estilo de vida más común. Funcionan como una solución viable a los problemas de movilidad en el caso de que sea necesario trasladarse de una planta a otra.

Pueden ser la única opción para que la persona obtenga un poco de independencia, aparte de contribuir para que los cuidadores tengan una tarea más ligera de llevar también.

Copyright ® 2016-2021 portaldeactualidad.com - Todos los derechos reservados.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad