Saltar al contenido

Los países de América Latina con los impuestos a los productos más caros y más bajos

impuestos paises latinoamericanos

América Latina históricamente se ha catalogado como una zona donde la economía no es estable. El intervencionismo de los países europeos y de Estados Unidos, ha hecho mella en su desarrollo, lo que repercute directamente en la calidad de vida de estos ciudadanos, del pago más alto de impuestos y que los productos y servicios sean mucho más caros.

Sin embargo, hay políticas que se repiten en todo el mundo por los resultados positivos que traen para la estabilidad de las naciones en su entorno colectivo. Esto tiene que ver específicamente con los impuestos. Como bien sabemos, se trata de un pago que cada ciudadano debe hacer al Estado para que este pueda mantener la sociedad y todo lo que ella incluye en pro del bienestar general.

Hay diversos tipos de impuestos, incluidos algunos en el pago que cada familia hace por obtener productos, bienes y servicios. Las políticas y leyes en cada país son diferentes. Algunos resultan más exitosos y beneficiosos que otros y además, hay organizaciones internacionales que se encargan de hacer comparativas y análisis que nos ayudan a aclarar cuáles son las políticas más acertadas, en qué país se manejan mejores estrategias de convivencia y cuál de estos presenta un modelo económico más exitoso y sustentable.

Perú es el cuarto país de América Latina en cobrar más impuestos por la compra de productos

Uno de los impuestos más populares en todo el mundo es el que cada ciudadano paga por adquirir productos y servicios. Algunos países han coincidido en su denominación, así que es muy frecuente que se le conozca o identifique como IVA (Impuesto al Valor Agregado). Sin embargo, en otros países se le llama de otra forma, pero viene siendo lo mismo: el cobro de impuesto por la adquisición de productos y bienes.

Es en este contexto en el que la Ley de Perú sobre los productos es una de las más conocidas y criticadas. Se trata del IGV o denominado Impuesto General a la Ventas. Resulta que este es el cuarto impuesto más alto entre los países de América Latina. La institución encargada de hacer esta recaudación es el SUNAT (Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria).

Se trata del cobro de un 18% por encima del precio neto del producto a adquirir. De este porcentaje, un 16% va destinado a esta institución, mientras que el 2% restante, se dirige al pago del IPM, es decir, al Impuesto de Promoción Municipal.

Según algunos datos suministrados por Baker & McKenzie que es una firma legal que se encarga de asesorar a importantes empresas internacionales y a promediar el IVA, en promedio es de un 15 por ciento, mientras que en América Latina, no sube del 10%. De esta forma podemos hacer una comparación clara de cuán elevado es este importe en el caso de Perú.

Sin embargo, el país latinoamericano que se encuentra en el primer lugar es Uruguay con el cobro del 22% en este tipo de impuesto. Paseando por otros países vemos que Argentina es el segundo país en cobrar más porcentaje de IVA con un 21%, seguido de Chile con un 19%.

Para más datos precisos, es justo mencionar que República Dominicana es otro país que se posiciona en cuarto lugar, junto a Perú, con el cobro del mismo porcentaje (18%) en el impuesto al valor agregado.

Por el contrario, Panamá, Paraguay y Puerto Rico son los países que menos porcentaje cobran por este tipo de impuesto en productos.

Más impuestos que marcan una diferencia en países de Latinoamérica

Hay otros tipos de impuestos que son motivo de discusión en todo el mundo. Uno de los escenarios de mayor controversia en cuanto a este tema es Estados Unidos. Específicamente, hablamos del impuesto a la riqueza.

Está claro que este impuesto viene a ser un contrapeso o un equilibrio en la balanza de desigualdad que existe a nivel mundial: “muy pocos tienen mucho, mientras que muchos tienen poco”. Así es como este impuesto se calcula en promedio a los ingresos que un ciudadano ha obtenido a lo largo de un año.

Es así como la premisa, mientras más ganas, más pagas, viene a formar parte de la agenda de discusión entre políticos y expertos en economía que consideran que esta es una forma de ser justos con la sociedad en general. En este sentido, en América Latina, Colombia, Argentina y Uruguay son los que más cobran por este tipo de impuesto a la riqueza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad