Las calderas de gas implican ahorro y menos contaminación si se cumple con el mantenimiento

caldera de gas

Comprar una caldera para mantener la casa u oficina caliente y confortable durante el invierno no puede tomarse a la ligera. Se deben tener presentes varios aspectos como el tipo de combustible, eficiencia, rendimiento y el mantenimiento oportuno, entre otros factores. Entre los sistemas de calefacción más utilizados está el de las calderas de gas, de las cuales hay tres tipos y varias marcas, entre estas últimas se encuentra la alemana Vaillant, una de las mejores del mercado.  

Ante el auge que ha tenido en España la utilización de calderas para obtener agua caliente y mantener la casa u la oficina agradable y confortable durante el invierno, durante los últimos años se ha innovado en cuanto a estos equipos añadiendo características interesantes, por lo que son ampliamente demandados en éste, un mercado bastante competitivo.

Durante mucho tiempo las calderas disponibles eran muy contaminantes y poco seguras, razón por la que muchas personas descartaron su uso. No obstante, los nuevos tipos de calderas son técnicamente superiores y tienen muchos beneficios.

Una de las empresas más reconocidas por tener a disposición la más amplia gama de equipos de climatización de la más alta calidad y el mejor servicio técnico es https://www.itrsl.com/. Ésta ofrece además financiación al 0%, procesos de instalación sencillos y sin trámites y expertos para asesorías especializadas.

Tipos de calderas de gas

Una de las maneras de clasificar los tipos de calderas es según el combustible que utiliza para su funcionamiento. Están las eléctricas; las calderas de gas, que pueden ser de butano, propano, gas natural, gasoil; y las calderas de biomasa.

Entre estos tipos, el más utilizado en las viviendas es la caldera de gas, de la que hay una gran variedad de modelos con sistemas, beneficios y calificaciones energéticas diferentes. Existen tres tipos de calderas de gas más utilizados, los cuales se distinguen uno del otro por su funcionamiento.

  • Caldera de gas estancas: en este tipo de caldera la combustión no tiene contacto con el aire porque la cámara es hermética, y por lo tanto no  consume oxígeno, lo que hace que su funcionamiento sea más seguro, cómodo y saludable para los usuarios. 
  • Caldera de gas bajo NOX: en este modelo la emisión de óxido de nitrógeno o nítrico (NOX) es menor, de allí su nombre, por lo que es menos contaminante. Además, consume menos cantidad de luz.
  • Caldera de gas de condensación: por el tipo de  funcionamiento, este tipo de caldera es considerado una revolución, en vista de que reutiliza la energía que produce el vapor de agua durante la combustión del gas. Permite un ahorro de consumo de gas hasta en un 30 %, Así como el vapor de agua que produce es de nulo nivel contaminante.

De la más alta calidad y respetuosas con el ambiente

En sistemas de calefacción existen muchas marcas, una mejor que la otra, pero las que más se distinguen por su excelencia son las calderas de gas Vaillant. Esto se debe a su eficiencia, alta calidad y a que son muy respetuosas con el medioambiente. 

Esta marca alemana desde el año 1874 viene ofreciendo sus productos al mundo, su alta calidad le ha permitido posicionarse como una de las empresas que ofrece soluciones útiles en diferentes ámbitos, al punto de que durante los últimos años está en los primeros lugares del mercado de calderas de gas.

Estas calderas son una de las más potentes del mercado, esto se debe a que los materiales y los acabados son de óptima calidad. Esta empresa, durante los 146 años que lleva en el mercado ha contado con una gama de productos que conducen el ahorro y además son muy duraderos.

Instalación y mantenimiento profesional

Las calderas de gas son aparatos muy confiables y con una tecnología muy avanzada que da muy pocos problemas si tiene los cuidados adecuados.

Al momento de instalarlas se debe contar con el apoyo de expertos de una empresa de instalación de calderas de gas Madrid profesional como ITRSL, que garantice un servicio de calidad y cuente con el más eficiente sistema de mantenimiento, el cual debe hacerse, por lo menos, una vez al año para evitar problemas y roturas.

No sólo una buena limpieza hace que la caldera tenga una vida útil más larga, sino también es una acción que evitará que en el futuro el propietario tenga que pagar más en la factura de gas, ya que al no estar la caldera limpia se corre el riesgo de que esta pueda consumir más energía de la necesaria.  De hecho, los expertos señalan que un correcto mantenimiento de las calderas puede implicar un ahorro en costes de hasta 20 %.

No hay que esperar que la caldera tenga una avería para llamar a un profesional, es fundamental cumplir con el mantenimiento anual para evitar inconvenientes que al final tengan costes mayores.

Copyright ® 2016-2020 portaldeactualidad.com - Todos los derechos reservados.

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*