Saltar al contenido

Ideas y consejos útiles para cuidar tu piel

consejos cuidados de la piel

¿Sabes que tu piel habla de tu cuerpo y de tu salud? Sin embargo, la relación entre salud y epidermis siempre se trata superficialmente. Por eso es importante entender cómo cuidar la piel ya que es el órgano más visible al mundo exterior, el más grande ya que cubre todo el cuerpo humano.

Con una superficie de unos 2 metros cuadrados es la primera barrera que nos defiende de virus, bacterias, frío, calor, radiación solar. La piel cumple muchas funciones pero, al mismo tiempo, también es un órgano muy delicado y sensible. Por eso es importante mantener la piel sana e hidratada para contrarrestar el paso de los años. Para ello además de utilizar cremas como las de la prestigiosa marca internacional Germaine de Capuccini debemos seguir una serie de rutinas que detallamos a continuación.

¿Qué hacer para tener una piel sana?

Hombres y mujeres aman la piel suave y bien hidratada . Si bien es cierto que una buena crema aporta sustancias útiles para mantener la piel sana y protegerla de los agentes externos, ningún producto puede solucionar un estado de sequedad y descamación si no se cuenta con la hidratación adecuada.

Purifica la piel bebiendo agua

Nuestro cuerpo está compuesto por un 70% de agua , que es crucial para la renovación celular y para eliminar rápidamente el exceso de toxinas. Para mantener la piel hidratada, joven y luminosa, lo primero que recomiendan los dermatólogos es beber al menos 1,5-2 litros de agua al día. Puedes elegir tisanas e infusiones  pero recuerda: nada de bebidas azucaradas, carbonatadas o ricas en colorantes, cafeína o alcohol.

Presta atención a una buena alimentación.

Una dieta desequilibrada puede favorecer la inflamación de la piel, la acumulación de sebo y el acné. Una dieta sana y variada, por el contrario, ayuda a mantener un cutis sano y a retrasar las arrugas y los signos de la edad. El consumo excesivo de azúcar y productos lácteos, por ejemplo, puede afectar negativamente a la piel, al igual que los alimentos demasiado procesados.

Un dieta equilibrada para cuidar la piel debe contener alimentos ricos en  ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y omega 6 que se encuentran en el pescado, las almendras, las nueces y el aceite.

Otros alimentos anti-deshidratación y saludables son las frutas y verduras, que contienen mucha agua, minerales y vitaminas que son preciadas para el bienestar de la piel.

Limpia bien la piel de tu cara todos los días.

No olvides mantener tu piel facial limpia. Desmaquíllate siempre antes de acostarte y lávate la cara al menos 2 veces al día con limpiadores suaves para eliminar el maquillaje, el sudor y cualquier cosa que pueda obstruir los poros. Recuerda no usar jabón de manos porque tiene un PH que le quita a la piel su acidez natural.

Elige una crema que sea útil para tu piel.

La piel se renueva cada mes pero con el paso de los años la renovación celular se ralentiza cada vez más. Por eso, en el mercado podemos encontrar y elegir cremas Capuccini ricas en colágeno, fibras elásticas y ácido hialurónico específicas para cada edad.

Haz deporte

Al menos 30 minutos de deporte al día favorecen la oxigenación de las células. A través de la sudoración se pueden eliminar toxinas y tener una piel tersa y radiante.

Los problemas más comunes de la piel

La acumulación de sebo es uno de los problemas más comunes tanto para hombres como para mujeres. Además de provocar la formación de granos y puntos negros, este problema puede dar lugar a la llamada piel asfixiada, con los poros obstruidos y una tez grisácea. En este caso es importante no utilizar cremas excesivamente nutritivas para no apelmazar más la piel, sino favorecer productos de textura ligera para facilitar la transpiración de la piel. Otro remedio muy útil son los exfoliantes con acción suavizante y antiinflamatoria. En la mayoría de los casos, las zonas con tendencia a la grasa se suman a las zonas con tendencia a la resequedad: este es el caso muy común de las llamadas pieles mixtas.

Puntos negros

Entre las imperfecciones más comunes están los puntos negros, una mancha debida a la acumulación de sebo. La obstrucción de los folículos contrarresta la oxigenación de la piel y se presenta típicamente en pieles grasas, caracterizadas también por un aspecto brillante y graso. En este caso es bueno utilizar productos cosméticos específicos y exfoliar suavemente la piel.

Poros dilatados

Los poros dilatados son un problema que requiere un tratamiento específico y también pueden afectar a la piel propensa a la sequedad. Este tipo de imperfecciones favorece la formación de granos y puntos negros y se pueden contrarrestar utilizando un tónico suave o recurriendo a remedios naturales como las mascarillas de arcilla.

Espinillas

Los remedios para las espinillas son de lo más variados e incluyen numerosas soluciones caseras elaboradas con ingredientes naturales. La regla general es someter la piel a una limpieza a fondo, pero como ayuda extra también puedes utilizar productos herbales a base de tomillo y otras esencias vegetales.

Conclusiones

Una piel luminosa y tersa es sinónimo de salud y juventud. Independientemente de la edad y la genética, el cuidado de la epidermis es importante para mantener la funcionalidad de los tejidos y retrasar el envejecimiento de la piel. La dieta y los hábitos de estilo de vida son, sin duda, el factor más importante, pero el cuidado de la piel también puede ayudar. En definitiva, beber mucho, comer sano y evitar o minimizar el consumo de tabaco y alcohol son la primera regla: la segunda es mejorar la rutina de belleza y hacerla lo más específica posible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad