Descubre los diferentes seguros de accidentes que existen para particulares

seguros de accidentes

Muchos tenemos un día a día muy agitado, vamos al trabajo, estudiamos, después volvemos a casa, hacemos recados e incluso viajamos con frecuencia por razones laborales. Dentro de todas estas actividades siempre hay riesgos que solemos no tener en cuenta, pero que hacen necesario contar con un seguro de accidentes.

Evita que los imprevistos puedan contigo

No se puede saber cuándo se van a presentar los problemas, sobre todo si estamos continuamente expuestos. Y en este sentido, conviene ser precavidos y contar con los seguros de accidentes que nos permitan estar tranquilos en todo momento.

Un seguro ofrece la cobertura necesaria en caso de que ocurra un accidente que genere invalidez total y de forma permanente, en cuyo caso la cobertura es total, como también lo es si sobreviene la muerte por accidente en el trabajo o en la vida privada.

Beneficios de un seguro para imprevistos

Tranquilidad propia y para familiares

Si ocurre un accidente que pueda ocasionar la muerte o invalidez permanente y total, se genera un pago de capital, el cual es doble cuando el accidente es de circulación con un vehículo.

Obtienes protección en todo momento

A cualquier hora del día y cualquier día del año, estarás protegido, estés donde estés.

Son fáciles de contratar

Este tipo de seguros no exigen completar una encuesta de salud, y una vez esté vigente la contratación, estarás protegido ante cualquier accidente que pueda ocurrir.

Siempre obtienes un beneficio

Si el accidente ocasiona invalidez parcial, obtienes un porcentaje del capital asegurado.

Elige una forma de pago

Son bastante flexibles, ya que permiten elegir cómo deseas pagar la prima del seguro, y las opciones que ofrecen son:

● Mensual.

● Trimestral.

● Semestral.

● Anual.

¿Qué es un seguro de accidentes personales?

Se trata de una póliza destinada a ofrecer protección a personas y a la familia del titular, sobre todo cuando hay consecuencias vinculadas a un accidente.

Éstas, por lo general, están asociadas a profesionales que están expuestos a riesgos de accidente de forma permanente, aunque esto no significa que cualquier persona que desee estar cubierto ante cualquier imprevisto no la pueda contratar.

Cuando se trata de un profesional autónomo y con familia que depende de él económicamente, siendo el encargado de realizar el pago de la hipoteca, de servicios, impuestos, etc., se recomienda la contratación de este tipo de seguros, ya que es una forma de ofrecer protección a sus familiares.

¿Qué cubre un seguro de accidentes personales?

Lo primero es que la ley establece que un accidente es una lesión corporal producto de una causa violenta, externa, repentina y fuera de toda intencionalidad del asegurado.

Fallecimiento

Si el accidente acaba con la muerte del asegurado, la compañía aseguradora pagará el 100% del total asegurado indicado en la póliza, a los beneficiarios indicados por el titular.

Invalidez total, permanente y absoluta

Tras el accidente se evalúa el daño sufrido por el asegurado, de manera que si ha provocado invalidez o incapacidad absoluta, la aseguradora indemnizará a la persona por el 100% de la suma contratada.

Invalidez permanente parcial

Si el accidente ha provocado la pérdida de un miembro y limitaciones en las funciones de éstos, sin que ello implique invalidez total, y por tanto una limitación física permanente, el seguro compensará al asegurado por el importe correspondiente.

Incapacidad temporal

Las bajas temporales derivadas de un accidente, para que el asegurado se recupere por completo y se reincorpore a sus actividades, se compensan mediante el pago de determinada cantidad de dinero.

Por lo general hay un plazo máximo de un año para la recuperación y desembolso del pago, aunque algunas aseguradoras ofrecen coberturas un poco más amplias.

Asistencia sanitaria

Algunas aseguradoras ofrecen seguros de accidentes con cobertura para gastos médicos, de hospitalización y de medicamentos, fijando de antemano un importe máximo.

Incluso es posible añadir una cobertura para el subsidio diario y durante los días que el asegurado esté hospitalizado.

Qué es lo que no cubre un seguro de accidentes

Algunas exclusiones pueden variar de una aseguradora a otra, sin embargo, hay exclusiones que son comunes:

● Accidentes ocasionados de forma intencionada por el asegurado.

● Accidentes que ocurren cuando la póliza está vencida.

● Cobertura suspendida a causa de impago.

● Accidente ocurrido antes del pago de la prima.

● Lesiones ocasionadas por situaciones extraordinarias, como huelgas o una guerra.

Un consejo que podemos ofrecer, es que es importante detenerse a leer las cláusulas del contrato del seguro para despejar todas las dudas antes de firmar y pagar la prima.

Copyright ® 2016-2020 portaldeactualidad.com - Todos los derechos reservados.

¿Te gustó este post? Valóralo


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad