Saltar al contenido

Crece la demanda de monitores y pantallas interactivas en el aula

monitores y pantallas interactivas

El avance de la tecnología y la masificación de Internet han sido determinantes en la digitalización de numerosos sectores de la economía, incluyendo la educación. En este sentido, los monitores y las pantallas interactivas se han convertido en una herramienta imprescindible dentro de las aulas.

En los últimos años, la tecnología ha jugado un papel clave en el aprendizaje de millones de niños y jóvenes alrededor del mundo. De hecho, cada vez más colegios deciden integrar la tecnología en sus planes de estudio, con el objetivo de ofrecer una experiencia educativa adaptada a las necesidades de las nuevas generaciones.

En este sentido, la demanda de pizarra digital y pantallas interactivas se ha elevado significativamente durante el último año. Se trata de una solución tecnológica que garantiza un aprendizaje más dinámico, capaz de llevar a un nivel superior cada lección.

¿Qué es un monitor interactivo?

Un monitor interactivo es una solución tecnológica audiovisual que permite a los maestros, docentes y profesores, mostrar todo tipo de contenido, desde imágenes, hasta texto y vídeos. A diferencia de las pizarras tradicionales, un monitor interactivo ofrece a los alumnos y educadores, numerosas oportunidades dentro del aula.

Esta herramienta interactiva se integra perfectamente con cualquier estrategia educativa, debido a su versatilidad. Por otra parte, recientes estudios han afirmado que incluir una pantalla interactiva en el aula permite mostrar de forma eficiente los contenidos de cada lección, mejorando la comprensión y el aprendizaje de los alumnos.

Ventajas de usar monitores y pantallas interactivas en el aula

El reciente éxito comercial que han experimentado los monitores y las pantallas interactivas en el aula no es fortuito. Esta herramienta audiovisual proporciona numerosas ventajas y beneficios para el aprendizaje de niños y jóvenes.

A continuación se presenta una breve lista con algunas de las principales razones por las que cada vez más colegios e institutos deciden integrar una pantalla táctil en sus métodos de enseñanza.

Son fáciles de usar

Erróneamente, algunas personas consideran que los monitores o pantallas interactivas son difíciles de usar por sus complejas configuraciones. Nada más lejos de la realidad, esta solución tecnológica es muy fácil de usar en el aula, ya que su interfaz es muy intuitiva y no requiere el uso de utensilios de escritura, así como siempre están limpias y listas para su uso.

Son eficientes

Las pizarras digitales también son ideales para mejorar la enseñanza en el aula. Diferentes estudios han confirmado que los monitores y las pantallas interactivas aumentan la concentración y la comprensión de los alumnos.

Ayudan a ahorrar tiempo y dinero

Los monitores y las pantallas interactivas son una alternativa rentable para cualquier presupuesto. Estas herramientas audiovisuales no requieren costosos mantenimientos, además, permiten al cuerpo docente ahorrar una gran cantidad de dinero al año, ya que es posible prescindir de tizas, marcadores y demás utensilios de escritura. Por otra parte, son ideales para ahorrar energía y frustración al momento de cambiar una lección por otra nueva.

Garantiza un aprendizaje interactivo y dinámico

Los monitores y las pizarras digitales han revolucionado la educación. Esta alternativa se integra perfectamente con las lecciones, ya que a través del tacto, facilitan la escritura y el dibujo en la pizarra, mejorando así los niveles de participación y colaboración durante las clases.

Son personalizables

Independientemente del tipo de método de aprendizaje que se aplique, los monitores y las pantallas interactivas permiten mostrar diferentes tipos de contenido. Por ejemplo, los recursos multimedia y los vídeos son ideales para aquellos alumnos que responden mejor ante los contenidos visuales o auditivos.

Conviene resaltar que los modelos más innovadores de pizarras digitales cuentan con asistencia integrada, un aspecto especialmente diseñado para alumnos con necesidades especiales.

Como se puede ver, los monitores y las pantallas interactivas son una solución tecnológica que permite llevar la enseñanza a otro nivel. Estas herramientas audiovisuales no solo permiten a los colegios ofrecer un proceso de aprendizaje más dinámico, también estimulan la participación de los alumnos, esto les ayuda a desarrollar las habilidades esenciales que se requieren en el siglo XXI.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad