Saltar al contenido

Consejos para amueblar la habitación de tus hijos

Uno de los aspectos más importantes para que nuestros hijos interactúen correctamente con el entorno que les rodea es amueblar su dormitorio de la forma adecuada. ¿Pero cómo? ¿Cuánto espacio deben tener?.

Generalmente, la habitación de los niños es una especie de jungla hogareña. Siempre en desorden, lleno de cosas tiradas por el suelo, como lápices, juegos, zapatos o ropa. Y si el espacio es pequeño, la situación puede convertirse en un auténtico caos. Pero no tiene por qué ser así, solo necesitas saber cómo amueblar una habitación infantil. 

Existen algunos trucos para decorar la habitación de los niños, y que nos ayudarán a mantenerla siempre en orden. Dependiendo de tus gustos, la edad de los niños y el espacio disponible, las opciones para amueblar y decorar su habitación son muchas.

Los más pequeños se sienten a gusto cuando su habitación es acogedora y refleja su personalidad. También hay aspectos prácticos que no deben pasarse por alto.

Qué tipo de cama elegir

La energía de los niños es bien conocida, pero no olvides que el descanso también es fundamental para su crecimiento. Busca camas tienda para niños y consigue una cama con una forma imaginativa , como la de un barco, un coche, una casa o un árbol, está bien para hacer más agradable y divertido el momento del descanso.

Si el dormitorio es grande, la solución más sencilla es utilizar camas individuales. Si la habitación es pequeña, en cambio, tienes varias opciones: camas puente, literas infantiles, altillo o convertibles te permiten ahorrar espacio y hacer más cómodo el ambiente. Las configuraciones posibles con estos sistemas son muchas: debajo de la cama alta, por ejemplo, puede haber un escritorio, un armario o una cómoda.

Respetar las preferencias de los más pequeños

La mejor forma de amueblar la habitación de los niños es escuchar la opinión de los directamente implicados. Los objetos que elijas deben ser acordes a sus gustos, sus pasatiempos favoritos, sus colores favoritos , etc.

No debemos olvidar que esta habitación será su mundo y deben sentirlo como un espacio propio, donde se sientan identificados. Para ello, los colores vivos como el rojo pueden resultar atractivos y alegres.

Cuando los niños se sienten bien en su habitación, es más fácil enseñarles a ser ordenados . El orden debe convertirse en parte del juego, pero obviamente todo debe tener su lugar.

Mobiliario y puntos de luz que no pueden faltar

Los niños necesitan un rincón cómodo y tranquilo para hacer sus deberes, dibujar, colorear o realizar otras actividades creativas. Los escritorios y las sillas de ruedas están bien y se mueven con facilidad sin hacer demasiado ruido. Para guardar ropa y guardar juguetes, libros, zapatos y mochilas necesitas al menos un armario o cómoda , preferiblemente en madera natural o lacada y con formas imaginativas para animar la estancia y crear un ambiente lúdico.

Para añadir un toque de color al dormitorio, puedes equipar las paredes con estanterías para colocar peluches y otros juguetes e insertar una lámpara de techo llena de adornos para animar aún más el ambiente. 


Con una lámpara de mesa con luz LED , en cambio, los niños pueden estudiar y jugar más cómodamente. Para darles más tranquilidad durante la noche, coloca una lámpara de mesa cerca de la cama y otra fuente de luz junto a la puerta , para iluminar una parte del pasillo y evitar tropezar con juguetes dejados en la puerta del dormitorio.

Otros consejos prácticos para un dormitorio más seguro y confortable

En general, para hacer más seguro el dormitorio , elige muebles que tengan las siguientes características:

  • esquinas redondeadas;
  • puertas y cajones de fácil apertura y cierre;
  • materiales resistentes; 
  • ausencia de pinturas que contengan sustancias nocivas. 

Puedes hacer que los taburetes y sillas sean más cómodos y seguros con cojines de algodón con estampados que se pueden combinar con el resto del mobiliario. 

Además, cuando pienses en cómo amueblar la habitación de los niños, asegúrate de darle el peso adecuado a la zona de juegos, la verdadera pieza central de la habitación. Una alfombrilla antideslizante en el centro de la habitación es perfecta para que jueguen los niños y además es más fácil de limpiar. Una cesta de mimbre o cajas decoradas también son buenas para guardar juegos : de esta forma, incluso para los niños es más fácil mantener la habitación ordenada. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad