Saltar al contenido

Cómo detectar una fuga de agua rápidamente

detectar fuga de agua

Fugas de agua, esos grandes enemigos de la seguridad del hogar, y también de las facturas que llegan mes a mes. A veces son casi imposibles de detectar, aunque en la mayoría de ocasiones se pueden hallar fácilmente si se sabe cómo proceder.

Un pequeño fallo en la instalación, alguna rotura causada por el deterioro del paso de los años o por el uso, o la falta del mismo. Hay muchas razones por las que pueden surgir estas fugas, como también muchas partes del hogar en las que pueden aparecer. ¿Cómo detectarlas rápidamente? ¿Cómo poner remedio a este problema?

Mejores formas de detectar una fuga de agua en casa

La respuesta a ambas preguntas la tienes aquí. Con la ayuda de expertos en la materia, hemos podido recopilar las mejores formas de detectar cualquier fuga de agua en una casa. Si crees que falla algo y lo quieres comprobar de primera mano, lo vas a tener más fácil que nunca si sigues nuestras indicaciones.

Porque queremos que no pagues ni un céntimo de más y, por supuesto, que la instalación de tu vivienda esté en perfecto estado. Aquí tienes los mejores consejos y métodos para detectar las fugas acuáticas que puedan aparecer en tu casa. Como verás, no es tanto una cuestión de complejidad, sino más bien de detenimiento.

El sonido es fundamental

Guiarse por el sonido es la forma más sencilla de detectar una fuga de agua en cualquier instalación de casa, como bien subrayan los expertos de fontanerossabadell.cat. Si el agua se está fugando por una junta pequeña, suele producir un sonido muy agudo que se puede seguir hasta dar con el problema.

Lo más habitual en estos casos es que el sonido provenga de la cisterna del WC o, en el caso de tener caldera, en su llave de paso. Por eso, son los primeros lugares a los que acercarte para comprobar si son la fuente del sonido. También aconsejamos hacer todo lo posible para que no suene nada más, ya que puede llevar a confusiones.

En el caso de comprobar la cisterna, asegúrate de oír algún goteo o algo similar a un silbido. Son los principales delatores de que hay una fuga en ella.

También es buena idea ver, o más bien escuchar, si el sonido proviene de la ducha. Es otra de las zonas donde más fugas suele haber, y muchas veces se pasa por alto el hecho de que se haya cerrado mal.

Observa el contador

El contador de agua es la forma más fácil de comprobar si hay fugas en casa. ¿Cómo hacerlo? Pues muy sencillo. Busca la llave de paso de agua que haya en casa y ciérrala. Con esto, lo que evitas es que haya cualquier flujo en la vivienda y, por lo tanto, el contador deja de avanzar.

Ahora comprueba cómo actúa el contador. ¿Se está moviendo? Entonces te está dejando claro que hay alguna fuga de agua en alguna parte de la vivienda.

Además de esto, otra cosa que puedes hacer es buscar algún tipo de humedad entre la llave de paso y el contador. Son un síntoma claro de fugas de agua, y lo bueno es que son fáciles de detectar, aunque hay que hacerlo con paciencia y observando con detenimiento.

Vigila la presión

En el caso de que tengas calefacción por gas, hay más riesgo de fuga de agua, ya que los radiadores se calientan precisamente con agua caliente. En estos casos, una forma fácil de ver si hay fugas es controlando la presión de la caldera.

Prueba a subirla y mira qué hace el indicador. Si sube, pero luego baja rápidamente, es porque el agua no está fluyendo como debería por el sistema, ergo, tienes una fuga que debes localizar. Generalmente, es algo que pasa con estos sistemas sobre todo en verano.

Cuidado con las válvulas

Si seguimos con las calefacciones de gas, es muy importante tener vigiladas las válvulas de los radiadores. Generalmente, son las zonas más frágiles de estos sistemas, por lo que conviene revisarlas cada vez que se vaya a hacer una limpieza o realizar algún mantenimiento de dichos radiadores.

Repasa tanto las válvulas de purga como las de paso. Para ello, tan solo tócalas para ver si están secas o no. En caso de notar humedad, es porque hay alguna fuga, por lo que debes proceder con una reparación. Si, por cualquier motivo, te es imposible arreglarlas por tu cuenta, corta el paso de agua y contacta con un profesional.

Es muy importante tener bien revisado todo esto y solucionar las fugas de agua en el menor tiempo posible. Quizá no lo sepas, pero, según datos recogidos por ICEA, el 30% de los siniestros en el hogar son causados por el agua. Y todo, principalmente, por descuidos con las fugas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad