Saltar al contenido

¿Balcón vacío? Te contamos cómo decorar tu rincón de descanso

A veces, el balcón es el único sitio de la casa donde podemos tomar el sol por las tardes o beber un rico café por la mañana cuando todavía las calles están tranquilas. Si tu piso tiene un balcón, por pequeño que sea, merece la pena arreglarlo de modo que no solo sirva para colgar la ropa, sino también para relajarse. ¿Por dónde empezar?

Busca ideas y planifica tu presupuesto 

Si no tienes un plan fijo en la cabeza, busca ideas por internet.  En primer lugar, considera comprar algún mueble cómodo que garantice relajarse al máximo. También puedes pensar en alguna cortina que dé intimidad, o flores y demás complementos que te gusten especialmente. Puede que necesites cambiar el suelo y poner una sombrilla o una mampara que te proteja del sol abrasador. Además, planifica los gastos. El balcón se puede decorar a bajo coste, pero también puedes dejarte los cuartos si no te fijas bien en lo que gastas. Al final depende mucho del tamaño del balcón. Uno pequeño puede ser acogedor a la par que funcional. Si quieres invertir en muebles más caros, tienes la opción de solicitar un crédito de 1000 euros si no dispones de ahorros en un momento dado. 

Muebles para el balcón, el mayor gasto 

En este aspecto también puedes reducir costes. Simplemente, elige unos muebles de plástico, que siempre son los más baratos, y si te resultan incómodos echa mantas y cojines por encima. Sin embargo, si lo que buscas es un relax de categoría, pide un crédito de 1000 euros e inviértelo en sillones de madera o ratán, por ejemplo, que quedan de vicio y seguro que te sirven durante mucho más tiempo. Como alternativa, puedes adquirir un cómodo banco con cajones para guardar las mantas y los cojines. Si la superficie del balcón te lo permite, también puedes considerar una hamaca para echar unas siestas paradisíacas. Por último, no te olvides de pillar una mesita que vaya a juego con las sillas. 

Suelo y mampara para el balcón

Para aumentar aún más la comodidad de tu balcón, no te olvides del suelo. Puedes quedarte con las baldosas o el hormigón que ya tienes, pero últimamente están muy de moda los revestimientos especiales para balcones, que parecen hierba de verdad. También puedes colocar n suelo de madera o aprovechar una alfombra que no uses. Por otro lado, las mamparas garantizan más intimidad y protegen del sol. Pueden estar hechas de materiales naturales (como bambú o caña) o sintéticos, que también protegen de la lluvia inesperada. Las mamparas se pueden fijar en la parte de arriba o en la barandilla. 

Complementos: flores y textiles 

Aunque sea un gasto pequeño, en tu rinconcito de relax no pueden faltar complementos de buen gusto, como mantas suaves, revestimientos, cojines y macetas con flores. Si tienes sitio suficiente, también puedes colocar en una esquina o colgar de la pared un pequeño estante de ratán donde poner tus objetos favoritos. Estos accesorios también pueden suponer cierto coste. Comprueba si un crédito de 1000 euros cubre todos estos gastos y, si es así, ¡a comprar lo imprescindible!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad