Artrosis: aprende todo lo que debes saber sobre esta enfermedad y sus síntomas

causas y sintomas artrosis

La artrosis es una de las enfermedades crónicas más comunes a día de hoy. Aparece, sobre todo, en personas adultas o de avanzada edad que sufren un desgaste en algunos de sus cartílagos. Esto provoca, en muchas ocasiones, dolores e hinchazones locales bastante incómodos. Si bien no es una enfermedad grave, sí provoca muchas molestias en las personas que la padecen. 

Por este motivo, en el post de hoy queremos hablaros sobre Que es la artrosis y sus síntomas, para que podáis identificarlo con facilidad y todo el proceso de curación y tratamiento sea más rápido y eficaz. Poder saber qué es la artrosis de primera mano es el primer paso para recuperarnos de manera sencilla y saludable. Además, los síntomas de la artrosis son fácilmente identificables por lo que no tendréis problemas ni dudas si verdaderamente la sufrís.

Como siempre os recomendamos, con las cuestiones de salud lo más importante es ponerse en manos de profesionales que son los que nos ayudarán a saber qué tenemos en nuestro caso concreto, cómo proceder y cuáles serán los pasos a dar para recuperarnos por completo. Cada cuerpo es un mundo y hay muchísimos factores que pueden afectar a que la artrosis se desarrolle, en cada uno de nosotros, de una manera diferente.

Sin más, comenzamos con toda la información que tenemos preparada para vosotros en el día de hoy.

¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una enfermedad crónica que, se estima, afecta a casi 250 millones de personas en todas las partes de mundo. Se trata de una patología bastante común que se puede deber al desarrollo de una actividad durante un largo período de tiempo o, simplemente, al paso de los años.

La artrosis consiste en el desgaste continuado de nuestros cartílagos en cualquiera de las articulaciones de nuestro cuerpo. Los cartílagos cumplen un papel fundamental en nuestro cuerpo, ya que se encargan de amortiguar los movimientos que hacemos cada día, así como los posibles golpes o caídas que podamos tener.

Debido al paso de los años o a ciertas actividades concretas, los cartílago se van desgastando hasta dejar los huesos al descubierto, que se acaban rozando unos con otros. Al dejar el cartílago de proteger al hueso, se dan dolores, hinchazones, crujidos e, incluso, falta de movilidad en todas las personas que sufren esta enfermedad.

Actualmente, por suerte, contamos con tratamientos que pueden paliar la mayor parte de los efectos de esta enfermedad, sin embargo, empezar a tratarla de forma rápida será esencial para un buen desarrollo de la misma.

Partes del cuerpo más susceptibles de sufrir artrosis

La artrosis en realidad puede afectar a cualquier parte de nuestro cuerpo. Sin embargo, dependiendo del motivo que nos haya provocado la artrosis, nos afectará más a unas zonas u otras. Por ejemplo, los operadores de obra con trabajos muy repetitivos (como el martillo neumático) tienden a sufrir artrosis en los hombros, codos y muñecas.

Por otra parte, aquellas personas que sufren de sobrepeso prolongado tienden a sufrir artrosis en articulaciones como las rodillas o los tobillos, así como en la columna o en las caderas. Finalmente, las personas de avanzada edad suelen sufrir artrosis debido, simplemente, al paso de los años, por lo que les puede aparecer en prácticamente cualquier zona de su cuerpo: hombros, caderas, dedos, cadera…

Síntomas de la artrosis

La artrosis no es una enfermedad que aparezca de un día para otro. Lo cierto es que nuestros tendones se van desgastando dependiendo, directamente, de si practicamos algún tipo de deporte o trabajo muy repetitivo, donde el cuerpo esté siempre en las mismas posturas. Con la edad, esta enfermedad puede empeorar, así que lo mejor que podemos hacer es saber reconocer sus síntomas para darnos cuenta lo antes posible que debemos ponernos a tratamiento.

Para que podáis reconocer los síntomas de la artrosis, a continuación os hemos preparado una selección de los cuatro más comunes, para que los tengáis en cuenta.

Inflamación

Uno de los primeros síntomas que suele aparecer es la inflamación alrededor de la articulación. De repente, alrededor de nuestra rodilla o nuestros dedos de la mano, aparece un pequeño edema que, probablemente, se corresponda con una acumulación de líquido en nuestra articulación.

Rigidez

Con el paso del tiempo, veremos que las articulaciones que más nos molestan se acaban deformando y volviéndose cada vez más rígidas. Con los años, esto acabará por provocarnos una incapacidad funcional, por lo que debemos estar muy atentos a este síntoma y tratarlo en cuanto aparezca por primera vez.

Dolor local

Es dolor local es, probablemente, el síntoma más común de entre todas las personas que sufren artrosis. Es también uno de los primeros síntomas que aparecen y se produce, sobre todo, al mover la articulación. Este dolor se hace más fuerte si llevamos a cabo actividades que conllevan esfuerzo o mucho tiempo. A medida que avanza la enfermedad, este dolor puede llegar a darse hasta en estado de reposo.

Crujidos

Finalmente, los crujidos son también otro de los síntomas más habituales. Notaremos como chascan nuestras articulaciones, sobre todo cuando llevamos algo de tiempo descansando en una misma postura. Al irse desgastando nuestros tendones, llega un momento en el que los huesos se rozan, dando lugar a estos chasquidos.

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*