Saltar al contenido

Móvil y fidelización, estrategias y dinámicas del nuevo fenómeno del juego

La crisis sanitaria que aún afecta a todo el mundo se extendió rápidamente a todos los sectores, afectando principalmente al tejido de la economía mundial. Sin embargo, como es bien sabido, cada crisis también da lugar a oportunidades y nuevas tendencias. Es innegable, a estas alturas, sostener cómo ha dado un gran salto adelante el universo móvil, dominado por los smartphones y las tabletas. En resumen, de la crisis ha surgido una fase de transición que debería llevar al mundo a una nueva era.

Móvil y fidelización son dos palabras que van de la mano: con la explosión y la expansión de este mercado, las empresas de juego han cambiado definitivamente de rumbo, decidiendo centrarse cada vez más en las aplicaciones que se utilizan a través del smartphone, eligiendo así la forma más fácil de vincular a sus clientes mediante una gama de productos seleccionados e innovadores.

El móvil, a diferencia de los ordenadores clásicos, es más inmediato y rápido, requiere menos tiempo de espera y, sobre todo, no está ligado a la potencia de una conexión. La gran ventaja, en este caso, la ha ofrecido una mejora cada vez más continua de las nuevas conexiones, desde el 4G al 5G, tecnología que ha llevado el juego a otros niveles. El 5G ha aumentado enormemente el potencial de muchos juegos de mesa que se encuentran en los casinos online, mejorando la calidad de la conexión con las salas virtuales de blackjack, bacará y póquer.

Es evidente que la tecnología domina y el universo móvil ha sido para muchos una confirmación, para otros muchos un agradable descubrimiento. Su explosión se entiende mejor en relación con otro sector económico de rápido crecimiento, es decir entretenimiento digital. En todo el mundo, Netflix tiene 207,6 millones de suscriptores (en España son más de 2 millones) y actualmente tiene algo más del 50% de todas las suscripciones a plataformas de streaming. Cuando empezó la pandemia, las cifras eran significativamente más bajas: ese enorme crecimiento ahora mismo parece irrepetible, y las estimaciones para el próximo trimestre hablan de un millón de nuevos suscriptores.

Los teléfonos inteligentes y las tabletas se han convertido en los dispositivos más adoptados por los usuarios para ver las series de televisión populares. Entre las ventajas que ofrece sobre todo la de la portabilidad, o mejor dicho la posibilidad de poder ver los vídeos gracias a la instalación de una simple app en los dispositivos y en cualquier lugar. Además, cuando no hay conexión a Internet, la app de Netflix se abre automáticamente en modo offline y muestra directamente el menú «Mis descargas». En la actualidad, los contenidos descargados de Netflix no tienen caducidad ni otros límites, por lo que se puede disfrutar de las mejores series después de descargar los episodios.

El modo de consumo audiovisual ha cambiado en los últimos tiempos como consecuencia de las plataformas streaming. Es previsible que, en el futuro cercano, el método tradicional de consumo televisivo vaya quedando en una parte subsidiaria del mercado global.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad