¿La disfunción eréctil puede ser causada por la ansiedad?

La disfunción eréctil es un problema que aqueja a una gran cantidad de hombres alrededor del mundo, incluso, estudios han demostrado que más del 95% de la población masculina, ha atravesado por lo menos por un episodio de este problema.

Para muchos hombres esto resulta algo extraño, ya que incluso se presenta en personas jóvenes y completamente sanas, sin embargo tenemos que decirte que tan solo el 20% de los casos se presentan por problemas orgánicos, el 80% restante actual mente son denominados problemas de erección psicológico, o disfunción eréctil psicógena, es decir, un problema que se da por causas psicológicas, como por ejemplo el estrés y la ansiedad.

La influencia de nuestro estilo de vida en la disfunción eréctil

Nuestra sociedad se encuentra en continuo cambio, donde los avances tecnológicos son parte fundamental del día a día, los cuales nos han llevado incluso a cambiar nuestra forma de comunicarnos con las demás personas. ¿Pero esto en que influye? Pues bien, en los hombres jóvenes, altamente activos en las redes sociales, la presión de su círculo de amigos o de las mujeres que están a su alrededor, es generador de un alto estrés.

La presión social que se ejerce a través de los medios digitales, puede ser tan fuerte para una persona, que lo único que quiere es quedar bien sin importar que se deba hacer para lograrlo, es así como hemos visto que los jóvenes incluso se inventan vidas falsas y alardean de tener cosas que en realidad no son suyas.

Todo esto podemos volcarlo al ámbito sexual, y es ahí donde aparecen problemas de erección por nervios, por temor a ser juzgados o expuestos ante la sociedad de una forma que puede ser altamente vergonzosa. Toda esta presión psicológica, hace que al momento de enfrentarse a una relación sexual, el hombre no pueda lograr una erección, haciendo así de su peor temor, una realidad.

Por otro lado, el agitado estilo de vida al que todos nos vemos expuestos en la actualidad también juega un papel de gran importancia. No podemos negar que cada vez son más los factores que nos generan ansiedad y estrés en nuestras vidas, no importa si se trata de asuntos laborales, económicos, problemas con los amigos, o con la pareja, todo ese estrés emocional genera un efecto negativo en la sexualidad.

Todos los seres humanos tenemos un sistema nervioso que tiene sus límites, y es importante entender que este es el que se encarga de procesar los estímulos externos e internos de nuestro organismo, generando las órdenes para que nuestro cuerpo responda y en términos generales, hacer que todo funcione.

Sin embargo, cuando nos vemos expuestos a situaciones que alteran nuestro sistema nervioso, este puede colapsar y no enviar las órdenes correctas a nuestro cuerpo, y eso hace que aparezcan problemas como la disfunción eréctil.

 

¿Qué hacer si tengo problemas de erección psicológico?

El primer paso es ser consciente del problema que se está presentando e identificar cual es la causa fundamental. Por ejemplo si logras identificar que los días en los que el estrés es demasiado en el trabajo, atraviesas episodios de disfunción eréctil, entonces lo que debes hacer es intentar relajarte, tomar las cosas con calma y separar lo personal de lo laboral.

Una vez salgas del lugar que te genera estrés simplemente piensa en cosas diferentes, que te hagan sentir mejor y concéntrate en aprovechar los momentos de intimidad con tu pareja.

Lo mismo puedes hacer en cualquier caso de ansiedad o estrés, es decir, intenta alejar los pensamientos negativos y de concentrarte en lo bueno del momento, esto en muchos casos puede ser suficiente para hacer que este problema desaparezca.

Sin embargo, si aun así no logras tener una erección, lo que debes hacer es acudir donde un psicólogo o preferiblemente un sexólogo, ya que ellos pueden realizar terapias de relajación que ayudan mucho con el problema de la ansiedad y por lo tanto a mejorar o eliminar el problema de disfunción eréctil.

Algunos consejos para evitar un problema de erección psicológico

  • Puede ser lógico, pero nunca está de más decirlo: ¡No te estreses tanto! Ya sabemos que es normal que el estilo de vida actual hace que nos estresemos con facilidad y que la ansiedad se apodere de nuestros días, sin embargo cambiar esto es posible y tener una mentalidad positiva puede ayudarte en gran medida a reducir tus niveles de estrés.

 

  • Evita llenar por completo tu agenda con actividades laborales o aquellas que te generen ansiedad o estrés, siempre deja tiempo para poder hacer algo que te guste, que te apasione o que te relaje, como por ejemplo hacer ejercicio, leer o escuchar música.

 

  • El tiempo con tu pareja es solo para eso, para estar con ella y aprovechar el tiempo, evita hablar de temas que te estresen, en la medida de lo posible no contestes llamadas o mensajes, y concéntrate en las cosas que a ambos les gustan. Lograr separar lo laboral de lo personal es muy importante.

 

  • Si quieres evitar problemas de erección por nervios, en especial los relacionados a la presión social o el temor a que tu pareja te juzgue, lo mejor que puedes hacer es hablar con claridad sobre el tema. Si tienes una pareja estable y en la que confías, entonces lo mejor es que expreses con completa sinceridad lo que sientes o lo que temes, tal vez estés armando una tormenta en un vaso con agua.

 

Sin importar cuál sea la causa de tu estrés o de tu ansiedad, es importante que tengas claro que todo tiene solución, y que no te quedaras con ese problema por siempre, así que aprende a relajarte, a llevar las cosas con calma y a expresas tus sentimientos, frustraciones y problemas, ya sea con tu pareja o con un profesional, y veras que rápidamente podrás volver a tener una placentera vida sexual, y recuerda que tú no eres el único hombre atravesando por este tipo de situaciones, esto es más común de lo que crees.

¿Quieres saber más sobre como solucionar los problemas de disfunción eréctil?

Si la respuesta es afirmativa te animo a que te leas la historia de nuestro amigo Juan Pablo Flores que nos cuenta como superó sus problemas de erección que estaban poniendo en peligro su propia relación de pareja.

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?